Movilidad

Entra en vigor la nueva ordenanza de movilidad de Terrassa que limita a circular a 30 km/h en la mayoría del municipio

  • La nueva velocidad máxima afectará a la circulación del 80% de la ciudad

  • Las bicicletas y patinetes circularán por la misma calzada que los coches y las motocicletas

  • Las multas por infringir la nueva normativa irán de los 200 hasta los 1.000 euros

Un viandante cruza una calle de Terrassa en la que se ha pintado la limitación de 30 km/h junto a las siluetas de bicicleta y patinete

Un viandante cruza una calle de Terrassa en la que se ha pintado la limitación de 30 km/h junto a las siluetas de bicicleta y patinete / Ayuntamiento de Terrassa

Se lee en minutos

ACN

Este lunes 11 de enero ha entrado en vigor la nueva ordenanza de movilidad de Terrassa, en la que se establece la velocidad máxima para circular en el 80% de la ciudad en 30 km/h. Esta limitación tiene afectación en toda la localidad, con la excepción de grandes avenidas y circunvalaciones, donde se mantiene el límite hasta ahora vigente de 50 km/h.

El Ayuntamiento ha pintado señales en el suelo donde se anuncia el nuevo tope, y también que la calzada pasa a ser de uso compartido con bicicletas y patinetes eléctricos, a quien se prohíbe circular por la acera, excepto carriles bici integrados. Se prevé que en los próximos días se instalen señales y carteles informativos en todo el municipio, así como empezar a multar a los infractores que no respeten la nueva normativa.

El pleno municipal aprobó la ordenanza el pasado mes de mayo de 2020, con un documento que actualizaba las dos ordenanzas de movilidad vigentes hasta ahora. La principal novedad del nuevo documento es la rebaja de la velocidad máxima y la coexistencia de vehículos diferentes en la calzada.

Proteger a los usuarios de patinetes y bicicletas

"El 80% de la ciudad queda limitada a 30 km/h, lo que beneficia al resto de usuarios de la vía, tanto los peatones como los de vehículos de movilidad personal", destaca la teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad y concejala de Movilidad, Lluïsa Melgares. De este modo, vehículos como coches o motocicletas circularán por la misma calzada con bicicletas o patinetes, tanto aquellos que sean eléctricos como los que no, que quedan expulsados ​​de manera definitiva de las aceras, salvo aquellos tramos donde haya habilitado un carril bicicleta.

Desde este mismo lunes el Ayuntamiento ha iniciado una campaña informativa entre los usuarios, que ha arrancado pintando en el suelo de algunos tramos de la ciudad donde hay un mayor tráfico con los tres elementos que distinguen los cambios de la normativa. Así, se ha pintado un número 30, la silueta de una bicicleta y la de un patinete eléctrico.

De esta manera se pretende proteger a los usuarios de patinetes y bicicletas que muy a menudo, según Melgares, "pueden verse acosados" por otros usuarios, tales como conductores de coches. Es una manera, señala, de hacer pedagogía y garantizar la seguridad de todos los usuarios de la vía pública.

Una persona por patinete

Con respecto a estos últimos, la norma apunta que sólo podrá viajar una sola persona, que la edad mínima para conducirlos es de 14 años, y que hasta los 16 habrá que llevar casco de manera obligatoria, si bien se recomienda utilizarlo siempre indistintamente de la edad. Para bicicletas se recomienda circular por el centro de la calzada para evitar, por ejemplo, golpes con vehículos estacionados, y sí se permite su paso por las calles de convivencia, áreas peatonales y parques públicos bajo ciertas condiciones, tales como que se muevan en el sentido de circulación establecido.

La siguiente acción que se hará en el transcurso de esta semana será la instalación de señalización vertical con los mismos elementos informativos. La campaña llegará también a las escuelas, y se difundirá al público general a través de la Policía Municipal, pero también de entidades como la Asociación BiciTerrassa Club.

El paso que seguirá a estos primeros días será el sancionador, sin que el consistorio haya determinado la fecha exacta en que se empezará a multar a los infractores. "Las multas irán de los 200 a los 1.000 euros", destaca Melgares, por lo que considera que es determinante que toda la población conozca la nueva normativa.

Te puede interesar

Las motocicletas también se ven afectadas por el nuevo texto, pero no de manera inmediata. El la ordenanza establece que dentro de apenas un año, aparcar sobre la acera quedará totalmente prohibido.

Más noticias de Terrassa en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA 

Temas

Terrassa