La angustia del exnúmero 1

Nadal, en su peor momento: "Pongo un punto y aparte en mi carrera, el 2024 será mi último año"

Los 10 mandamientos de Nadal para el tenis (y la vida)

Un martirio de 20 años de lesiones

Rafa Nadal anuncia que no participará en el torneo de Roland Garros

Jaume Pujol-Galceran

Jaume Pujol-Galceran

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Se había deslizado durante las últimas horas y Rafael Nadal lo confirmó este jueves. En su tierra, en las instalaciones de su academia en Manacor, el astro balear anunció su ausencia en Roland Garros, su querido Grand Slam que empezará el 28 de mayo en París. No solo eso. El exnúmero uno parará durante los próximos meses y anunció que el 2024 será su último año como profesional. “Esta decisión no la tomo yo sino mi cuerpo”, explicó el campeón de 22 Grand Slams.

La lesión sufrida hace cuatro meses en Australia, el pasado 18 de febrero, no ha evolucionado como deseaba el tenista balear a pesar de sus esfuerzos. “Mi día a día ha sido de un nivel muy bajo en los últimos meses. De cara al exterior siempre quedan las victorias, los momentos buenos, pero a nivel personal los últimos años después de la pandemia han sido muy complicados", aseguró.

Desconectar por completo

"Punto y aparte", aseguraba Nadal . "Cuando me sienta preparado voy a volver a empezar, aunque sea de cero", decía sentado en un taburete ante un centenar de periodistas. “No se puede estar siempre exigiendo más y más. Hay un momento que el cuerpo saca la bandera y dice hasta aquí”, aceptó con resignación.

Tomada la difícil decisión, Nadal quiere “desconectar por completo, nos vendrá bien”. Olvidar la raqueta por un tiempo. Entender por qué no se ha recuperado de la lesión en Australia. La decisión anunciada por el exnúmero 1 mundial venía rumiándola desde hacía semanas y antes de tomarla escuchó a todos los miembros de su equipo, su familia y su entorno. "Ellos han estado a mi lado ayudándome y no hay nada que reprocharse,  pero no se podía dejar que la cosa degenerase más”, insistió.

Regenerar el cuerpo

El tenista destacó los problemas de lesiones que ha arrastrado en los últimos años. "He ido encadenando lesión tras lesión. Cuando uno no puede hacer una parte de su vida con felicidad se traslada al tema personal. Me ha costado tener una continuidad por el físico aunque las victorias podían pensar otra cosa", decía.

Su gran objetivo ahora será "regenerar mi cuerpo", apuntó. No quiso poner una fecha de regreso. Le haría ilusión jugar a finales de año la Copa Davis, "siempre que el capitán lo considere oportuno", desveló. Pero su gran obsesión está en 2024. "Quiero encarar el año que viene en lo que yo intuyo que será mi último año de mi carrera deportiva con las garantías de poder disfrutarlo. Quiero darme esta oportunidad, que no sea una comparsa. Volver al circuito profesional y jugar los torneos que me apetezcan”.

"No me merezco terminar así, en una rueda de prensa. Vale la pena hacer un esfuerzo más"

— Rafa Nadal / Exnúmero uno

Nadal quiere el mejor epílogo para despedir su carrera, la mejor de un deportista español y uno de los mejores de la historia mundial. “No me merezco terminar así, en una rueda de prensa. Vale la pena hacer un esfuerzo más. Esa es mi filosofía y voy a luchar para conseguirlo. Quiero que la traca final valga la pena. Si mi cuerpo me responde tengo fe de hacer algo que valga la pena el esfuerzo. Me gustaría poder acabar bien dentro de una pista, compitiendo y luchando. Si es viable o no lo veremos el día de mañana”.

Una temporada nefasta

Nadal solo ha podido disputar cuatro partidos en esta temporada desde que perdió en Melbourne con Mkenzie McDonald, en segunda ronda. Ahora se perderá la cita parisina después de 17 participaciones consecutivas. Será el noveno torneo que no  tras ausentarse antes en Doha, Dubai, Indian Wells, Miami, Montecarlo, Barcelona, Madrid y Roma.

Un año antes, Nadal había ganado su segundo Open de Australia con una remontada épica ante Daniil Medvedev, meses después conquista su 14º Roland Garros y llegaba a las semifinales de Wimbledon. Nadie podía predecir la caída en picado posterior.

Cerca de cumplir los 37 años, la baja en París le supondrá la pérdida de los 2.000 puntos por el título del curso pasado. Se quedará en el ranking con 445, cayendo fuera del top 100 por primera vez en dos décadas.

Decisión honesta

Desde 2005 Nadal no faltaba a la cita en la Porte D'Auteil y admite que ha intentado estar de nuevo. "No ha sido una decisión sencilla, pero sí sensata, honesta y, sobre todo, tomada desde la escucha a mi propio cuerpo", decía con honestidad y admitiendo su amargura por una decisión a la que intenta restarle dramatismo.

Todo tiene un principio y un final, desgraciadamente. Pero yo solo soy uno más de todos estos finales de todas las personas que han podido destacar en cualquier ámbito de la vida. En ese sentido, se acabará una etapa el año que viene en la que creo que hemos sido muy felices. A partir de ahí empezaré otra etapa, que será diferente pero no tiene por qué ser menos feliz”.