DÍA DE BATALLAS

Djokovic se planta en la final ante Nadal en Roma

  • El número 1 mundial supera una jornada maratoniana tras remontar a Stefanos Tsitsipas (4-6, 7-5, 7-5) y vencer a Lorenzo Sonego (6-3, 6-7 (5), 6-2), mientras que el tenista mallorquín derriba al gigante estadounidense Reilly Opelka (6-3, 6-4)

Djokovic celebra un punto en su partido contra Sonego.

Djokovic celebra un punto en su partido contra Sonego. / AFP / Filippo Monteforte

Se lee en minutos
Jaume Pujol-Galceran
Jaume Pujol-Galceran

Periodista

ver +

La final más esperada está servida en el Foro Itálico. Novak Djokovic y Rafael Nadal lucharán por el título este domingo en el Masters 1.000 de Roma. No ha sido fácil para el número 1 mundial que se ganó su derecho en una jornada maratoniana en la que remontó un brutal partido, ante el griego Stefanos Tsitsipas (4-6, 7-5, 7-5), aplazado el día anterior por la lluvia, para horas después eliminar en un agónico partido de semifinales al italiano Lorenzo Sonego por 6-3, 6-7 (5-7) y 6-2. En total 4 horas y 57 minutos en pista.

La jornada fue menos intensa para Nadal que esperó a su rival sentado ante el televisor de su hotel, descansado, habiendo cenado y tras derribar al 'bombardero' estadounidense Reilly Opelka por 6-3 y 6-4.

Será el 57º enfrentamiento entre Djokovic y Nadal (29-27) y la quinta final que disputarán en Roma, donde el tenista mallorquín suma nueve títulos, el último en 2019, precisamente ante el serbio, que ha inscrito su nombre en el palmarés del Foro Itálico en cinco ocasiones, tres de ellas teniendo a Nadal como rival.

Nadal y Djokovic en Roma

Año| Ronda | Ganador

2007 | Cuartos | Nadal

2009 | Final | Nadal

2011 | Final | Djokovic

2012 | Final | Nadal

2014 | Final | Djokovic

2016| Cuartos | Djokovic

2018 | Semis | Nadal

2019 | Final | Nadal

2021 / Final / ¿?

"Hoy después de mi victoria contra Stefanos bromeé con Rafa sobre el hecho de que nosotros los 'mayores' no nos rendimos. Sé que dijo hace días que él, yo y Roger somos mayores, pero no estoy de acuerdo con él. Seguimos con energías. Será fantástico jugar otra final, él es mi más grande rival de siempre y jugar contra él en tierra es una motivación extra para mí. Estamos demostrando que no nos rendimos a los ataques de las nuevas generaciones", valoró orgulloso Djokovic.

Oportunidad perdida

Y Djokovic no se rindió de verdad este sábado. Tuvo que sufrir en la pista una batalla que no se cerró hasta el tercer set, después de que el número 1 mundial dejase escapar dos 'match balls' en el segundo set con 6-5 y saque en su poder ante un Sonego que, apoyado por un público que no creía lo que veía en la pista, logró dar la vuelta también al 'tie break' (4-2, en contra) apuntárselo y forzar el gran golpe.

No le llegó la gasolina al tenista italiano (33 mundial) para conseguirlo. Djokovic tirando de experiencia no permitió la sorpresa para acabar ganando el partido tras 2 horas y 40 minutos. Este domingo (17.00 horas, Vamos Movistar) le espera la gran batalla. El clásico del Foro Itálico en la última década, a solo dos semanas del inicio de Roland Garros el torneo que ambos tienen marcado en rojo en su agenda desde hace meses.

Muchos menos problemas tuvo Nadal para acceder a la final. El número 3 mundial nunca había jugado contra Opelka y aunque la carta de presentación del gigante estadounidense era para tener en cuenta Nadal la superó sin demasiados problemas ante un rival que, desde sus 2,11 metros de altura, lanza misiles hasta los 230 km/h con su saque.. 

En los cuatro anteriores partidos que había jugado esta semana en Roma llevaba acumulados 77 ‘aces’ y 86% de efectividad con su primer servicio. Opelka (número 47 mundial) no había perdido ni un set y tampoco había cedido uno solo de los seis ‘break points’ que había tenido en contra hasta llegar a las semifinales.

Una efectividad espectacular para un tenista cuya especialidad no es la tierra donde, a sus 23 años, solo ha ganado un torneo Challenger sobre esta superficie (Burdeos) y hasta llegar a Roma solo tenía dos victorias en el circuito ante el portugués Joao Sousa (Estoril) y el español Pablo Carreño (Madrid), las dos en 2019.

Nadal ha entrado en la central del Foro Itálico con las ideas muy claras. No podía fallar con su saque y debía tener paciencia para buscar las pocas opciones de ‘break’ que se le presentarían. Aguantar el bombardeo del estadounidense y esperar a cuatro metros de la línea de fondo como si fuera un portero al que van a lanzarle un penalti. Y eso hizo.

Momento clave

Opelka dispuso de su oportunidad con cuatro ‘break points’ de salida para el 3-1, pero cuando la pelota está en juego su nivel no es el mismo. Nadal salvó la situación y en cuanto tuvo el primer ‘break point’ no lo desaprovechó como habían hecho los anteriores rivales del gigante estadounidense. Derechazo a la línea, de resto, y bola a la red de Opelka. El objetivo más difícil estaba conseguido.

Nadal tomaba ventaja (4-2) y ya no la dejó escapar para apuntarse el set en 50 minutos. El guion se mantuvo en la segunda manga. Opelka no se encontraba cómodo y su mejor arma no era tan efectiva (11 ‘aces’ y 52% de efectividad con su primer saque). Esa fue la clave. Si Opelka fallaba un primer servicio Nadal le amargaba con los resto en el segundo servicio. 

52 finales en Masters 1.000

El número 3 mundial no falló en su estrategia en el primer set y lo repitió en el segundo. Nadal logró un ‘break’ rápido (3-1), de salida, para volver a tomar una ventaja definitiva. No ha necesitado más. Se trataba de no fallar. Mantener su servicio (5 'aces' y, lo mejor, 84% de puntos con el primer saque) y después esperar a saludar en la red al estadounidense.

Noticias relacionadas

En 1 hora y 32 minutos, Nadal ha cerrado el último compromiso para volver a disputar un título que ganó por última vez en 2019.  Será su 52ª final en un torneo Masters 1.000 y la 12ª en el Foro Itálico.

Pliskova y Swiatek, final femenina

La tenista checa Karolina Pliskova y la polaca Iga Swiatek lucharán por el título femenino en el Foro Itálico este domingo, después de imponerse este sábado en semifinales, respectivamente, a la croata Petra Martic (6-1, 3-6, 6-2) y a la estadounidense Cori Gauff (7-6 (3), 6-3.

Swiatek (15 mundial), última vencedora de Roland Garros, tuvo jornada doble ya que, antes de eliminar a Gauff, necesitó superar a la ucraniana Elina Svitolina (6-2, 7-5) en el partido de cuartos que había sido suspendido el viernes por la lluvia. Para Pliskova será la tercera ocasión que dispute la final en Roma, donde ganó en el 2019 y fue finalista en 2020.