11 jul 2020

Ir a contenido

Nueva York da luz verde para jugar el Abierto de Estados Unidos

La organización del Grand Slam se compromete a cumplir todas las medidas sanitarias y acepta jugar sin público

Jaume Pujol-Galceran

Rafa Nadal, en una de sus últimas actuaciones en el US Open.

Rafa Nadal, en una de sus últimas actuaciones en el US Open. / EFE / JUSTIN LANE

Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, ha dado luz verde a la Federación Estadounidense de Tenis (USTA) para la organización del Abierto de Estados Unidos que, según estaba previsto, podrá disputarse en las fechas anunciadas del 31 de agosto al 13 de septiembre. Esta notificación de las autoridades de Nueva York era la que esperaban los organizadores del Grand Slam para confirmar finalmente su decisión de disputar el torneo.

"La USTA tomará precauciones extraordinarias para proteger a los jugadores y al personal, incluyendo pruebas sólidas, limpieza adicional, vestuarios adicionales, alojamiento dedicado y transporte" , ha tuiteado Cuomo.

Como ya se había anunciado los responsables del Abierto de Estados Unidos tienen previsto imponer unas estrictas medidas para la seguridad de los jugadores y el personal que participe en el evento. "Desde el principio hemos construido este plan hablando con muchos actores implicados y consultando con expertos en seguridad sanitaria. Queremos seguir adelante con el torneo porque consideramos que podemos hacerlo", declaró Chris Widmaier, portavoz de la USTA, el lunes a la premsa estadounidense.

Los responsables del Abierto de EEUU son conscientes de que aún falta dos meses para disputar el torneo y son conscientes de que pueda haber un rebrote del coronavirus que pueda romper sus planes, pero confían en que las cosas vayan bien.

"Hemos trabajado 24 horas al día para descubrir la manera de celebrar el torneo de la manera más segura posible. Sentimos que si los jugadores quieren participar y cumplen las medidas de distanciamiento social, el virus no podría propagarse de ningún modo. Nuestros especialistas en enfermedades infecciosas están convencidos de ello y de que las medidas planteadas son correctas", aseguró Patrick Galbraith, presidente de la USTA.

Cincinnati, en Nueva York

En los planes de la USTA se ha confirmado también la celebración del Masters 1.000 de Cincinnati, que se juega en en Mason (Ohio) y que, este año, se celebrará en las pistas de Flushing Meadows, antes del Abierto de Estados  con la intención de crear un entorno de cuarentena durante tres semanas para los jugadores, equipos técnicos, árbitros y personal necesario para jugr los torneos.

La ATP ya ha dado el visto bueno al plan de la USTA pero mantienen la suspensión del circuito hasta el 31 de julio. El pasado lunes los jugadores tuvieron una reunión a través de una videoconferencia en la que mostraron sus preocupaciones y dudas de cara a la gira americana que, en principio, ahora está prevista que comience el 10 de agosto en el torneo de Washington.

La WTA, sin conocer la luz verde a la celebración del Abierto de Estados Unidos, también había preparado un calendario hasta final de temporada en el que, además del Gran Slam estadounidense está previsto disputar los torneos de Madrid y Roma antes de Roland Garros. 

Las dudas de los jugadores

La pelota ahora está en la decisión de los jugadores de acudir o no a Nueva York, la mayoría de los 400 que participaron en la videoconferencia mostraron su deseo de reabrir el circuito, aunque las estrellas del circuito han mostrado sus reticencias. Novak Djokovic consideraba las medidas que se impondran para jugar "extremas" al estar obligados a  quedarse en hoteles del área del aeropuerto y con la prohibición de visitar Manhattan. El número 1 mundial, actualmente de gira de exhibición en Los Balcanes, y se había mostrado partidario de jugar una temporada de tierra en Europa hasta disputar Roland Garros.

Rafael Nadal, campeón del año pasado tampoco estaba demasiado dispuesto a viajar a Nueva York si no existía una seguridad sanitaria de los jugadores y unas condiciones iguales para todos. "Decidiré lo mejor para mi cuerpo", dijo el tenista mallorquín que, si juega el Abierto de Estados Unidos, apenas tendrá una semana para afrontar Roland Garros, a finales de septiembre. Federer, por su parte, ya ha renunciado a la temporada para pasar por el quirófano y operarse de su rodilla derecha.

Halep renuncia

La exnúmero 1 mundial, Simona Halep, ya ha tomado una decisión al respecto y ha anunciado su renuncia a la gira americana y, posteriormente, a la asiática de final de temporada.  La tenista rumana ha publicado en sus redes sociales que solo jugará al tenis en los torneos de Europa

Pese a que Nueva York ha sido uno de los epicentros de la pandemia del coronavirus a nivel mundial, los nuevos casos y los fallecimientos se han reducido drásticamente y, según informó este martes Cuomo, el estado había registrado su media de fallecimientos durante tres días más baja hasta la fecha, con un promedio de 24 muertes por COVID-19.