10 ago 2020

Ir a contenido

poca competición

Federer solo jugará sobre tierra en Roland Garros

El exnúmero 1 ha renunciado a disputar este año los Masters 1.000 de Madrid y Roma

Jaume Pujol-Galceran

Federer, en Australia.

Federer, en Australia. / William WEST / AFP

Roland Garros será el único torneo de tierra que Roger Federer juegue esta temporada. El exnúmero 1 que el año pasado también participó en los Masters 1.000 de Madrid y Roma como preparación al segundo Grand Slam de la temporada, que este año se disputará del 24 de mayo al 8 de junio, ha descartado su presencia en los dos torneos o cualquier otro torneo de tierra según ha dicho Tony Godsik, su mánager, a la agencia Reuters.

Federer, de 38 años, que solo ha ganado una vez el torneo parisino, en el 2009,  descartó jugar torneos de tierra en 2017 y 2018, pero el año pasado volvió a competir en esta superficie para alcanzar los cuartos de final en Madrid y Roma, además de las semifinales en Roland Garros, , donde fue eliminado por Rafael Nadal, que acabaría ganando su decimosegundo título. El tenista suizo, actualmente número 3 mundial,  ha reducido su calendario competitivo en un intento de prolongar y preservar su carrera tenística. Esta temporada Federer disputó su primer partido en el Abierto de Australia donde llegó hasta las semifinales que perdió contra Novak Djokovic.

El exnúmero 1 vuelve a competir en el torneo de Dubai Duty Free, que comienza el 24 de febrero, para defender el título que ganó el año pasado al imponerse en la final al griego Stefanos Tsitsipas. En el torneo asiático también tiene previsto reaparecer en el circuito Djokovic, mientras que Nadal lo hará en el torneo de Acapulco. Federer tiene previsto jugar también en Indian Wells, donde fue finalista (cayó ante Dominic Thiem) y en Miami  donde fue campeón (derrotó a John Isner), para ya no volver a competir en el circuito hasta Roland Garros

Ilusionado y preparado

Federer se ha mostrado ilusionado con su nivel de juego en Melbourne y ha declarado que se siente "preparado" para optar a los grandes títulos. La última vez que ganó un Grand Slam, el número 20, fue en el Abierto de Australia del 2018, aunque el año pasado dejó escapar la victoria en Wimbledon, después de tener dos 'match balls' ante Djokovic.

"Después del año pasado que tuve y viendo mi nivel de juego ahora, siento que áun tengo mis opciones de competir al máximo", explicó Federer hace unas semanas en Ciudad del Cabo (Suráfrica), donde disputó una exhibición con Nadal, que es el núevo récord de espectadores  en un partido de tenis con 51. 954 aficionados en las gradas.

Además de Roland Garros, Federer hará la temporada de hierba completa para llegar en forma a Wimbledon, uno de sus objetivo del año, y después participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en busca de una medalla de oro que falta en su palmarés.