EL TORNEO FEMENINO

La cuenta pendiente de Serena Williams

La exnúmero 1 llega a Melbourne con el objetivo de ganar el 24º Grand Slam de su carrera

Serena Williams se entrena en Melbourne Park.

Serena Williams se entrena en Melbourne Park. / SCOTT BARBOUR (EFE)

1
Se lee en minutos
Jaume Pujol-Galceran

Ha ganado en Australia siete veces (2003, 2005, 2007, 2009-10, 2015, 2017. Ahora es la número 9 mundial, es madre y tiene 38 años pero a Serena Williams le avalan 23 Grand Slams y aspira a igualar los 24 de la australiana Margareth Court.

La presión por conseguir ese récord, su maternidad y la falta de preparación mermaron  lsus opciones en los últimos años en los que perdió cuatro finales de Grand Slam (Wimbledon 2018-19 y US Open 2018-19),  tras ganar la última, en el 2017, precisamente en Melbourne. La exnúmero 1 se presenta sin problemas físicos y feliz de haber conquistado su primer título como madre, apenas hace un par de semanas en Auckland.

«Hacía tiempo que no ganaba», admitía Serena feliz con la copa en su mano derecha y su hija Olympia, de tres años, en su brazo izquierdo. 

"Ha recuperado su obsesión por ganar"

Patrick Moratoglou

Entrenador de Serena Williams

Serena se siente fuerte para enfrentarse a las grandes favoritas al título que son la japonesa Naomi Osaka, de amargo recuerdo para ella en la final que le ganó en el Abierto de Estados Unidos del 2018 y actual campeona de Australia; la australiana Ashleigh Barty, número 1; o viejas conocidas como la rumana Simona Halep, que la venció en Wimbledon el año pasado o la checa Karolina Pliskova, número 2 y reciente campeona en Brisbane. No estará, aún convaleciente de una operación, la canadiense Bianca Andrescu que ganó a Serena en la última final en Flushing Meadows.

«Ha recuperado su obsesión por ganar. Eso es lo que la hace fuerte y especial, no es una cuestión de tenis ni de edad», dice su entrenador, el técnico francés Patrick Moratoglou

   Las bazas españolas

Garbiñe Muguruza podría también estar entre las candidatas a pelearse con ella por el título. La ganó a Serena en la final de Roland Garros (2016) y después Wimbledon (2017) ante su hermana Venus. Pero tras una temporada nefasta, la hispano-venezolana, de 26 años y ahora 34 mundial, llega de la mano de Conchita Martínez con la intención de recuperar su mejor nivel, si se lo permite el virus gripal que la obligó a retirarse esta semana del torneo de Hobarth en cuartos de final.

Noticias relacionadas

  Junto a Muguruza en el torneo femenino estarán Carla Suárez (54 mundial), que se retira este año, Sara Sorribes (88) y Paula Badosa (95), ninguna de ellas parece con opciones de estar en las rondas finales del torneo.