Ir a contenido

POLÉMICA EN EL MASTERS

El periodista italiano que preguntó a Nadal por su boda exige una disculpa

"Estoy muy decepcionado, mi cuestión era muy inocente. No merezco ese trato", dice Ubaldo Scanagatta

Ubaldo Scanagatta, el periodista que molestó a Nadal al preguntarle por su boda tras caer ante Zverev.

Ubaldo Scanagatta, el periodista que molestó a Nadal al preguntarle por su boda tras caer ante Zverev. / EL PERIÓDICO

Minutos después de caer en su debut ante Alexander Zverev en las ATP Finals de Londres, Rafa Nadal tuvo que atender a una controvertida pregunta sobre si su boda había afectado su rendimiento. Al tenista balear no le hizo ninguna gracia la cuestión y respondió con contundencia. 

La pregunta la formuló el periodista italiano Ubaldo Scanagatta, de Ubitennis, que pretendía saber si su reciente matrimonio le había desconcentrado un poco del tenis. Nadal le replicó si estaba de broma o en serio y afirmó que él era un chico normal que llevaba toda la vida con la misma chica y que un anillo en el dedo no suponía ningún cambio para él.

El corazón, la emoción, el amor

La polémica causó un revuelo en las redes sociales. El periodista italiano, de 70 años, ha cubierto más de 150 Grand Slams. Lejos de arrepentirse de su cuestión, defiende su pregunta y pide una disculpa a Nadal, según declaraciones recogidas por el portal puntodebreak.com. 

"Estoy muy decepcionado por todo lo ocurrido porque normalmente tengo muy buena relación con Rafa. Es un tipo agradable que me gusta mucho y nunca tenemos problemas", afirma Scanagatta, que insiste en quitar trascendencia a una cuestión que considera muy normal.

"Mi pregunta era muy inocente. Creo que cualquiera que tenga una novia durante 14 años sabe que el día del matrimonio es un día muy importante que le produce emoción a todo el mundo; los padres pueden llorar, la novia también, un montón de gente te abraza y te da besos. No es lo que Rafa ha dicho, que solo es poner un anillo en un dedo; es el corazón, es la emoción, es el amor y otras muchas cosas. Entonces, hacer una pregunta como esa, que la boda pueda suponerte una distracción, porque normalmente tú juegas al tenis... no es algo tan descabellado", reflexiona.

Sin segundas intenciones

Ubaldo se sintió molesto por el tono de la respuesta, cuando Nadal apuntó que era una gilipollez su pregunta. "No acepto lo que él ha dicho. Es algo que no acepto ni de Nadal ni de ninguna otra persona porque mi pregunta era muy simple y muy inocente, no tenía segundas intenciones. Puede ser que haya perdido el partido y que estuviera nervioso, pero no entiendo por qué me ha respondido así. Espero que me pida disculpas porque no merezco ese trato", concluyó. 

Temas: Rafa Nadal