25 nov 2020

Ir a contenido

Andre Agassi afirma que su padre le hizo odiar el tenis

"No creo que ningún niño deba pasar por lo que pasé yo", admite el exjugador estadounidense

Andre Agassi, el mítico tenista que llegó a ser uno de los mejores de la historia, fue una deportista especial. El estadounidense ama el tenis y reconoce que el deporte le regaló lo que más quiere en su vida: su mujer, sus hijos y la posibilidad de que sus palabras lleguen a todo el mundo. Aun así, Andre Agassi llegó a odiar el tenis.

En una entrevista concedida al programa 'El Larguero' de la Cadena SER, el deportista de Las Vegas contó como la obsesión de su padre lo convirtió en número uno y como concibe la vida a partir de las malas experiencias que ha vivido. "El dolor nunca se olvida y hay muchas experiencias que odias", explicó hablando de su progenitor. Agassi insistió en que fue él quien le "obligó" a convertirse en deportista profesional. También admitió que todo el viaje tuvo partes positivas. "Hay momentos maravillosos que cuando ocurren no puedes ignorar de dónde vienen".

Andre Agassi

Extenista

"[Sobre su padre] El dolor nunca se olvida y hay muchas experiencias que odias"

Su padre le hizo odiar el tenis, el deporte que le ha dado todo en la vida. "¿El fin justifica los medios? Es un tema interesante. Si la medida del éxito son los títulos y el dinero, sí, pero si el éxito es el compromiso por la vida no creo que ningún niño debiera pasar por lo que yo pasé", sentencia. El norteamericano entiende que su padre le quería ayudar en la consecución de una vida de éxitos y abundancias pero esa vida no fue la que él buscaba en su niñez.

STEFFI GRAFF

Steffi Graff fue una de las mejores tenistas de su época. La alemana también fue la número 1 del mundo y se convirtió en la mujer de Andre Agassi. El estadounidense admitió que se siente muy feliz de que Steffi apareciera en el momento adecuado de su vida. "Si la hubiera conocido tres o cuatro años antes la hubiera fastidiado", bromeó.

El norteamericano y la alemana tienen hijos que algún dia podrían ser tenista y seguir el camino de sus padres. "La clave es lo que elijan los niños, no que los padres lo elijan por ellos", ha afirmado. Agassi no pretende conducir la vida de sus hijos sino enseñarles a disfrutar la vida, a mostrarles el valor de la misma y que el mejor camino, sea el que ellos se construyan. "La fama me enseñó mucho, pero la vida no se trata de la fama o de ser número uno. La fama no es tan sexy como suena", dijo para concluir.