Astronomía

Webb y Hubble revelan espectaculares imágenes de la colisión de la sonda DART con un asteroide

Ayudarán a los científicos a medir la eficacia de la técnica para modificar la órbita de un cuerpo celeste

Webb y Hubble revelan espectaculares imágenes de la colisión de la sonda DART con un asteroide
4
Se lee en minutos
ESA/T21

Tanto el telescopio espacial James Webb como el Hubble han capturado el momento de la colisión de la sonda DART contra el asteriode Dimorphos: ofrecen espectaculares imágenes del primer intento humano de desviar un cuerpo celeste de su trayectoria.

Tanto el Telescopio Espacial James Webb de NASA/ESA/CSA, como el Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA, han capturado espectaculares imágenes del impacto de una sonda con un asteroide, ocurrido el pasado lunes.

Estas observaciones del impacto de la Prueba de redirección de asteroides dobles (DART) de la NASA representan la primera vez que Webb y Hubble se utilizan para observar simultáneamente el mismo objetivo celeste.

El 26 de septiembre de 2022 a las 13:14 CEST, DART se estrelló intencionalmente contra Dimorphos, la pequeña luna del asteroide en el sistema de doble asteroide de Didymos.

Experiencia piloto

Fue la primera prueba del mundo de la técnica de impacto cinético utilizando una nave espacial para desviar un asteroide, modificando su órbita. DART es una técnica experimental para defender la Tierra contra posibles peligros de asteroides o cometas.

Estas observaciones conjuntas de Webb y Hubble permitirán a los científicos obtener mejores conocimientos sobre la naturaleza de la superficie de Dimorphos, así como cuánto material fue expulsado por la colisión y qué tan rápido fue expulsado.

Además, observar el impacto en una amplia gama de longitudes de onda entre Webb y Hubble revelará la distribución de tamaños de partículas en la nube de polvo en expansión, lo que ayudará a determinar si arrojó muchos trozos grandes o polvo fino en su mayoría. La combinación de esta información ayudará a los científicos a comprender con qué eficacia un impacto cinético puede modificar la órbita de un asteroide.

Captura del impacto por parte del telescopio James Webb.

Webb, antes y después de la colisión

Webb tomó una observación de la ubicación del impacto antes de que ocurriera la colisión, así como varias observaciones posteriores durante las siguientes horas.

Webb observó el impacto durante cinco horas en total y capturó 10 imágenes con la cámara de infrarrojo cercano: muestran un núcleo apretado y compacto, con penachos de material que aparecen como volutas que se alejan del centro donde tuvo lugar el impacto.

Los científicos también planean observar el asteroide durante los próximos meses utilizando el instrumento de infrarrojo medio de Webb (MIRI) y el espectrógrafo de infrarrojo cercano de Webb (NIRSpec). Los datos espectroscópicos proporcionarán a los investigadores información sobre la composición química del asteroide.

Captura del impacto por parte del telescopio Hubble.

Hubble, espectacular

Por su parte, Hubble también capturó 45 imágenes de la pequeña luna antes del impacto, así como 15 minutos después de que DART se encontrara con la superficie de Dimorphos.

Las imágenes muestran el impacto en luz visible. Los eyectados del impacto aparecen como rayos que se extienden desde el cuerpo del asteroide. El pico de eyección más audaz y desplegado a la izquierda del asteroide es donde impactó DART.

Algunos de los rayos parecen estar ligeramente curvados, pero los astrónomos deben mirar más de cerca para determinar qué podría significar esto.

En las imágenes del Hubble, los astrónomos estiman que el brillo de Didymos aumentó tres veces después del impacto, y también están particularmente intrigados por cómo ese brillo se mantuvo estable, incluso ocho horas después de la colisión.

Hubble monitoreará Dimorphos diez veces más durante las próximas tres semanas. Estas observaciones periódicas, relativamente a largo plazo, a medida que la nube de eyección se expande y se desvanece con el tiempo, pintarán una imagen más completa de la expansión de la nube desde la eyección hasta su desaparición.

También la ESA

Con un lanzamiento previsto para octubre de 2024, la misión Hera de la Agencia Espacial Europea (ESA) realizará asimismo un detallado estudio posterior al impacto del asteroide objetivo Dimorphos.

Hera es una sonda espacial cuyo objetivo es validar métodos de impacto cinético con miras a la posible desviación de un asteroide que se encuentre en trayectoria de colisión con la Tierra.

Será la primera sonda de la humanidad en encontrarse con un sistema de asteroides binarios, una clase poco conocida que representa alrededor del 15% de todos los asteroides conocidos.

Después de su lanzamiento, viajará a un sistema de asteroides binarios: el par de asteroides cercanos a la Tierra, a donde llegará en 2026.

Noticias relacionadas

Didymos es el cuerpo principal de este par de asteroides: tiene el tamaño de una montaña de 780 m de diámetro y está orbitado por una luna de 160 metros, Dimorphos, que tiene aproximadamente el mismo tamaño que la Gran Pirámide de Giza.

Las misiones DART de la NASA y Hera de la ESA cuentan con el apoyo de los mismos equipos internacionales de científicos y astrónomos, y se llevan a cabo a través de una colaboración internacional.