Ir a contenido

    Tayikistán se plantea prohibir que se pongan nombres árabes a los recién nacidos

    Crece la asistencia de los musulmanes a las mezquitas, mientras el Gobierno comete abusos en la lucha contra las redes de captación de combatientes

    Tayikistán, un país de mayoría musulmana, donde se habla un dialecto de la lengua farsi o persa, está debatiendo un paquete de leyes que incluye la prohibición de que el registro civil, dependiente del Ministerio de Justicia, registre nombres que suenen demasiado árabes, según relató un funcionario tayiko a la agencia rusa Interfax.

    "Tras la adopción de estas regulaciones, las oficinas de registro no aceptarán nombres que son incorrectos o ajenos a la cultura local, incluyendo nombres de objetos, flora fauna, así como los nombres de oriogen árabe", declaró Jaloliddin Rahimov. Si los padres no pueden encontrar un nombre tayiko, el Ministerio de Justicia está preparando una lista con nombres recomendados.

    Se aplica a los bebés

    A pesar de que la ley solo se aplica a los bebés tras su nacimiento, algunos parlamentarios están pidiendo de forma reiterada que todos los nombres que suenen árabe deben ser modificados a nombres tayikos. La medida, además, podría afectar incluso al presidente del país, Emomali Rahmon, una derivación de Iman Ali, el nombre del yerno de Mahoma, cuarto califa según los musulmanes sunís y primer imán según los chiís.

    El islam es la religión practicada por el 98% de la población. La asistencia a las mezquitas va en aumento, para desconcierto del Gobierno laico de Rahmón. Las oenegés de defensa de los derechos del hombre ha denunciado arrestos arbitrarios y cierre de mezquitas independientes por parte de las fuerzas de seguridad.

     

    Temas: Tayikistán