Entrevista

Quim Masferrer: "Absolutamente todo el mundo tiene una entrevista"

El actor y autor teatral pone fin a la novena temporada de 'El foraster' en TV-3 con un resumen de los mejores momentos (22.45 horas)

El programa, que ha sido líder los lunes con una cuota del 23,7%, ha hecho un retrato de una Catalunya que sufre la pandemia

Quim Masferrer, en la novena temporada de ’El foraster’.

Quim Masferrer, en la novena temporada de ’El foraster’.

4
Se lee en minutos
Inés Álvarez
Inés Álvarez

Periodista

Especialista en programas de televisión y series

Escribe desde Barcelona

ver +

Pese a que ya lleva nueve temporadas con el espacio de TV-3 , lo que equivale a casi 100 programas, coge la furgoneta y va a conocer pueblos de Catalunya a través de su gente con la misma ilusión que el primer día. Porque, sostiene Quim Masferrer (Sant Feliu de Buixalleu, 1971), que aunque el formato y la fórmula son los mismos, en cada población que se apea con su micro en la mano se encuentra a alguien diferente que hace que el programa sea distinto. La pandemia, que pone tantas barreras, no le ha impedido conectar con la gente y, de paso, hacer un retrato de lo que nos ha tocado vivir. Y, con toda esta experiencia, puede sentenciar que todo el mundo tiene una entrevista. Todos tienen algo interesante que contar. 

El programa, que finaliza este lunes con un resumen de los mejores momentos de la temporada ('La sort del Foraster', TV-3, 22.45 horas), ha sido líder cada semana, con una cuota de pantalla de 23,7%. Tras el espacio, la cadena emite una reposición sobre el especial que protagonizó Quim Masferrer en el barrio de la Barceloneta de Barcelona.

El covid le impidió a última hora presentar ‘La Marató’. A solo seis días de la celebración del 'teletón' solidario. ¿Un duro palo?

Me supo muy mal, porque ya tenía el guion. De hecho, el test de antígenos que dio positivo e hizo que me tuviera que confinar lo realicé el día en que tenía lectura de guiones de cada una de las partes de los presentadores. Además, este era el año en que se celebraba el 30º aniversario, tenía una presentación muy coral y una temática que pienso que es prioritaria como los trastornos mentales. Yo tenía un testimonio muy potente. Pero tengo una fórmula que no es fácil de aplicar, pero que me funciona. En las cosas que no puedes hacer nada, no te hagas mala sangre.

Esta ha sido la segunda temporada que ha grabado 'El foraster' en pandemia. ¿Fue complicado?

Claro. La pandemia lo dificulta todo, porque lo que hace es quitarnos libertades: no podemos movernos por donde queremos ni reunirmos con quien queremos; tenemos que llevar mascarilla... Y eso ha hecho que haya momentos en que condiciona mucho. Hay secuencias que no puedes hacer, porque son muy corales; lugares donde no puedes entrar, porque las restricciones te lo impiden...

No parece fácil...

Pero como en ‘El foraster’ todo es verdad, hemos podido retratar este momento histórico que nos ha tocado vivir a todos. Cuando de aquí a unos años entres a TV-3 a la carta y repases los 'forasters', verás que habrá unos cuantos en los que íbamos con mascarilla y constatarás lo que hemos tenido que vivir.

No obstante, la pandemia no ha impedido que haya seguido siendo ‘El foraster’.

'El foraster' ha mantenido su espíritu, su verdad. Y nos hemos emocionado, reído y nos hemos sorprendido muchísimo. Yo pienso que esta ha sido una gran temporada. ¿En pandemia? Sí. Pero una gran temporada.

¿Se ha encontrado los pueblos muy tocados por la pandemia?

Una cosa que me han dicho mucho en muchos pueblos es: “Ahora que estamos en pandemia, que haya venido 'El foraster' a grabar aquí, haya hecho el monólogo para el pueblo, ha sido un soplo de aire fresco". O: "Quim, necesitábamos reír, que nos pasasen cosas”. O: “Necesitábamos salir de esta rutina de restricciones y 'El foraster' nos ha ayudado a hacerlo”. A mí eso personalmente me emociona. Y hemos podido retratar daños directos y daños colaterales derivados de la pandemia. Gente que nos ha dejado, evidentemente, pero también tiendas de pueblo pequeñas que han tenido que cerrar por los confinamientos locales y comarcales y la falta de turismo. De hecho 'El foraster' es eso: retratar cosas que pasan y compartirlas con todos.

Pero pese a todo ha podido conocer a gente interesante. 

Gente extraordinaria. Cada vez estoy más convencido de que todo el mundo tiene una entrevista. Absolutamente todos. 'El foraster' lo demuestra. Tengo el aval suficiente, después de casi 100 programas, para sentenciarlo. Esta temporada he conocido a una anciana de 104 años, la más longeva de todos los programas, que no tiene una entrevista: tiene un monográfico. Pero todas las personas, desde el momento en que me explican sus cosas, que las comparten, son interesantes para el resto. Por lo que sentencio, no es mi opinión, absolutamente todos, por anónimos que sean, tienen una entrevista. No solo los que presentan un programa, marcan un gol o escriben un libro.

Noticias relacionadas

Con nueve temporadas le vemos capacitado, sí.

Nueve temporadas. ¡Y casi 100 programas! Y hemos seguido riendo, emocionando y sorprendiendo. Anque la fórmula y el formato siempre sean los mismos, llegar y conocer el pueblo a través de la gente, como las personas son todas diferentes, los capítulos lo son. Esta es la clave de que ‘El foraster’ no sea repetitivo y siempre pasen cosas.