TÚ Y YO SOMOS TRES

La crítica de Monegal: Betevé, a la espera de que Ada Colau se atreva

La crítica de Monegal: Betevé, a la espera de que Ada Colau se atreva
2
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

Ha acabado siendo un problema en lugar de una alegría. Una piedra en el zapato de la alcaldesa Ada Colau. Estoy hablando de la cadena Betevé, propiedad del Ayuntamiento de Barcelona.

El pasado viernes publicó EL PERIÓDICO un detallado informe sobre la grave situación a la que se ha llegado. Un solo dato basta para resumirlo: el presupuesto económico anual destina un 74,8% a gasto de personal, y para hacer programas, es decir, para hacer televisión, queda un 8,8 por ciento. O sea, la tortilla sin huevo.

Es un sinsentido, evidentemente. Eso, en la otra gran cadena pública de Catalunya, TV-3, también suele ocurrir, y la Generalitat lo soluciona inyectándoles partidas de dinero extra. La gravedad del caso de Betevé es consecuencia de una decisión que se adoptó no hace mucho tiempo, cuando el Ayuntamiento absorbió –a través de la empresa municipal ICB– a todo el personal ligado a Betevé.

Fue una decisión socialmente muy hermosa. También para las productoras externas, que se vieron aliviadas de los compromisos laborales con sus, hasta entonces, trabajadores. Como es natural eso trajo consigo un notable incremento de la masa salarial. Lo extraño es que no se haya previsto en los términos económicos correctos, es decir, aumentando el presupuesto.

Al margen de lo económico, creo que las preguntas que debería hacerse la alcaldesa son: ¿Qué quiero que sea Betevé? ¿quiero que sea una tele de referencia para casi dos millones de ciudadanos, más otros dos si se entendiera bien eso que llamamos área metropolitana?

¡Ahh! Hay quien dice que la alcaldesa no potencia Betevé porque teme la reacción de TV-3. ‘¡Nadie hará nunca sombra a TV-3!’, se pactó secretamente en el Majestic. Hombre, han pasado 25 años de aquello. Es hora de irse atreviendo.

Noticias relacionadas

Yo no creo que Ada Colau tenga miedo. La conocí en 2013. Ella era entonces portavoz de la PAH. Le acababa de soltar, en Madrid, en el Congreso, al secretario general de la Asociación de la Banca: «Lo de los desahucios no es un problema social, es una estafa. Y usted es un criminal».

La invité a Betevé, a 'Telemonegal', inmediatamente. No le hice una entrevista, le hice un masaje en toda regla. Vi ante mí a una mujer muy valiente a la que había que dar visibilidad y apoyo. Defendía una causa justa y honesta. Ahora, que es alcaldesa, deseo que con Betevé siga siendo valiente, y se atreva.