18 sep 2020

Ir a contenido

apoyo de su mujer

Campaña en las redes para sustituir a Ellen DeGeneres

La prensa británica asegura que la NBC busca relevo a la presentadora, que habría presentado su dimisión

El actor Brad Garrett asegura: "Conozco a más de una persona que fue tratada horriblemente por ella"

Marisa de Dios

Ellen DeGeneres.

Ellen DeGeneres.

La polémica en torno a Ellen DeGeneres va camino de convertirse en uno de los culebrones de este verano. Después de que su programa, uno de los más exitosos de la televisión estadounidense y una cita ineludible para todo aquel que estuviera de promoción por el país, haya sido investigado por actitudes racistas y cultura laboral "tóxica", se han desatado los rumores sobre la posible renuncia de la presentadora, e incluso se ha iniciado una campaña en las redes para reclamar su relevo.

El 'hashtag' #ReplaceEllen se convirtió en viral este lunes en las redes, donde los usuarios sugerían sustitutos como el cantante británico Harry Styles y hasta la exprimera dama estadounidense Michelle Obama.

El diario británico 'Daily Mail' publica que DeGeneres habría comunicado a los productores ejecutivos de 'The Ellen DeGeneres show' que estaría dispuesta a dar por finalizado su programa, ya que "la única forma de recuperar su marca personal es cerrar el 'show'". "La verdad es que ella sabía lo que estaba pasando, es su espectáculo. Puede culpar a todos los ejecutivos bajo el sol, pero Ellen es, en última instancia, la culpable", aseguraba una fuente de la productora Telepictures al periódico.

Otra cabecera británica, 'The Sun', va más allá y asegura que la cadena estadounidense NBC ya está buscando sustituto para la presentadora, una de las figuras más representativas de la comunidad LGTBI en EEUU, y apuntan a otra estrella televisiva, James Corden. Según el tabloide, Corden era visto como "el sucesor a largo plazo" de Ellen mucho antes de que se desatara el escándalo, lo que habría precipitado el relevo.

El apoyo de Portia de Rossi

De momento, la que ha salido a defender a DeGeneres es su mujer, la actriz Portia de Rossi, con la que lleva casada desde el 2008. Con el 'hashtag' 'I Stand By Ellen' (Yo estoy de parte de Ellen), la intérprete de 'Ally McBeal' escribó en su cuenta de Instagram. "A todos nuestros fans... los vemos. Gracias por su apoyo". 

Otras 'celebrities' como la cantante Katy Perry, el jugador de polo argentino Nacho Figueras y la DJ Samantha Ronson también apoyaron públicamente a DeGeneres. "Ella hace del mundo un lugar mejor para millones de personas todos los días y no podemos atacarla porque algo puede no haber sido perfecto", escribió Figueras en Instagram. "Sé que solo puedo hablar por mi experiencia y no por la de otras personas, pero quiero reconocer que solo he tenido conclusiones positivas de mi tiempo con Ellen y en el programa. Creo que todos hemos sido testigos de la luz y la lucha continua por la igualdad que ella ha traído al mundo a través de su 'show' durante décadas. Te envío mi amor y un abrazo, amiga", argumentó Perry a través de dos mensajes en Twitter.

 

En cambio, el que sí que se ha pronunciado en su contra es el actor y cómico Brad Garrett ('Todo el mundo ama a Raymond'), que ha visitado el plató del programa hasta seis veces. "Lo siento, pero todo viene desde arriba en 'The Ellen Show'. Conozco a más de una persona que fue tratada horriblemente por ella. Todo el mundo lo sabe", ha escrito.

 

Estrenado en el 2003, 'The Ellen DeGeneres show' es uno de los espacios más famosos de la televisión estadounidense, ha sido nominado a los Emmy en 171 categorías (de las que ha ganado 61 estatuillas) y, actualmente, tiene una media de 2,5 millones de espectadores diarios, a los que hay que sumar quienes siguen sus contenidos virales en YouTube y otras plataformas internacionales.

Investigación

La semana pasada, la revista 'Variety' publicaba que se llevarían a cabo una serie de entrevistas al equipo como parte de una investigación independiente después de que varios exempleados del programa denunciaran "racismo" y una "cultura de trabajo tóxica".

En un comunicado posterior, los productores del formato exoneraban a la presentadora e indicaban que "la responsabilidad del día a día del 'show' de Ellen depende completamente" de ellos.

Sin embargo, la propia DeGeneres pidió perdón en una carta. "Lo siento. Cualquiera que me conozca sabe que eso es lo contrario de lo que creo y de lo que espero de nuestro 'show'", escribió la presentadora.