12 jul 2020

Ir a contenido

debuta como protagonista

María Almudéver: "En la vida, la comedia y el drama van de la mano, como en 'Benidorm'"

La actriz interpreta a una vividora que se hace pasar por otra persona en la serie de Atresplayer Premium

"Este personaje me llegado en un momento de madurez que es muy bueno", asegura

Marisa de Dios

María Almudéver, en ’Benidorm’. 

María Almudéver, en ’Benidorm’.  / ATRESMEDIA

María Almudéver (Alcàsser, Valencia, 1977) dice que ha hecho "de todo en esta profesión, como la mayoría de los actores". Se recorrió Europa haciendo teatro en la calle con unos amigos, se encargaba del vestuario en las obras, montaba la escenografía, ha ejercido de ayudante de dirección... En televisión, la hemos visto en series como 'Aquí no hay quien viva' y '700 euros, diario de una call girl', pero ahora le ha llegado su primer protagonista, la Candy de 'Benidorm' que se hace pasar por María Miranda, el primer amor de Xabi.

Es su primer papel protagonista. 

Y fue una sorpresa. Me presenté al 'casting' y me dieron la separata de una tal Candy, pero no sabía qué importancia tenía. Cuando me llamó mi representante para decirme que me habían cogido y que era la protagonista, me quedé muerta.

Era una gran oportunidad. 

Esta profesión está llena de actores maravillosos que nunca acceden a una oportunidad así. También creo que me ha llegado en un momento de madurez, por edad y por todo, que es muy bueno. Si esto me hubiera pasado a los 20, seguro que lo habría gestionado de otra manera, pero ahora mismo tengo un bagaje que hace que, aunque te entre el miedo, tengas la seguridad de decir: esto es lo mío.

Candy tiene dudas a la hora de hacerse pasar por otra persona, no como su novio, Toni. 

Candy y Toni son unos buscavidas a los que le llega la oportunidad de forrarse. Pero ella siempre tiene esas duda, porque estamos hablando de un tío enfermo. Además, Xabi es un tío maravilloso que le hace descubrir un montón de cosas de sí misma. Candy es una tía muy decidida, pero también es más buena que el pan, que es lo que me gustó de ella.

Esta serie hace comedia de una situación nada cómica. 

En la vida, la comedia y el drama van siempre de la mano. Vengo de una familia en la que nos reímos de todo, porque el humor también es una tabla de salvación. La vida está llena de cosas horribles y maravillosas y de todo hay que reírse para quitarle importancia.

'Benidorm' parte de la enfermedad de Xabi. ¿Ha reflexionado mucho sobre esa situación? 

¡Claro que sí! Disfrutaría al máximo como creo que hay que disfrutar de cada día, porque se nos olvida que estamos aquí de paso. A mí lo que me asombra es que no tengamos normalmente esa actitud, sobre todo ahora con lo que hemos vivido. A veces, nos tiene que pasar algo gordo para que nos demos cuenta.

Todavía hay muchos tabús con la muerte, también en televisión. 

Hay muchas culturas que lo viven de otra manera, pero nosotros todavía tenemos muchos tabús y miedo. Hay que ser conscientes de que somos una microchispa en medio del universo. Yo me paro a pensarlo y me entra vértigo. Nos damos mucha importancia, pero estamos aquí un ratito. Y también tenemos que ser conscientes de que nos podría haber tocado nacer en cualquier parte del mundo y en otras circunstancias. Siempre nos quejamos de lo que no tenemos, y tenemos muchas cosas.