entrevista con el cómico aragonés

Miguel Ángel Tirado: "No reniego de Marianico el corto, quiero seguir con él"

Miguel Ángel Tirado protagoniza en la plataforma HBO la serie 'El último show'

La ficción dirigida por Alex Rodrigo y producida por Aragón TV mezcla realidad y ficción

Miguel Ángel Tirado, más conocido como Marianico El Corto, en ’El último show’.

Miguel Ángel Tirado, más conocido como Marianico El Corto, en ’El último show’. / HBO

5
Se lee en minutos
Joan Maldonado

Con 37 años de trayectoria artística en escenarios y en numerosos programas de televisión, Miguel Ángel Tirado -o lo que es lo mismo, Marianico el corto- afronta por primera vez en su carrera el desafío de interpretarse a sí mismo en El último show, serie escrita y dirigida por Alex Rodrigo (La casa de papel, El embarcadero, Vis a vis), producida por Aragón TV y disponible en HBO. Todo un reto muy alejado del personaje que le dio la fama y del que dice sentirse muy satisfecho.

-¿Cómo se encuentra? Que tal el confinamiento?

-Bien, me encuentro bien gracias, y el confinamiento pues como todos, encerrado en casa y con muchas ganas de poder salir, de volver a hacer un hacer un poco de vida normal la verdad.

-La serie tiene un origen cuando menos curioso.

-Así es, Alex tenía 12 años y yo estaba en la puerta de Aragón TV cuando un grupo de niños  que estaban de visita me reconocieron y vinieron a saludarme. Supongo que estaban esperando un chiste de los míos, pero se me ocurrió decirles ‘os habéis fijado lo grande que es el firmamento y la cantidad de estrellas que hay y que comparados con el cielo las personas no somos nada’. Supongo que a Alex eso se le quedo grabado. Debió pensar que yo era un cómico que decía cosas serias, que tenía una vida interior y que con el tiempo había que sacarla a la luz. Luego tuvimos una serie de reuniones y finalmente el proyecto tomó forma.

-Usted ya tenía experiencia en televisión con programas como No te rías es que es peor

-Totalmente nuevo. Yo siempre he tenido un perfil cómico y al plantearme esto me dije ‘madre mía no sé yo’, pero gracias a la ayuda y a la dirección artística de Alex Rodrigo, Carlos Val y del coach Rubén Martínez resulto muy fácil. En los ensayos me ponían en situación de tal manera que luego en la grabación todo salía muy fácil y bien. Gracias a la serie he descubierto que tengo una faceta dramática que desconocía.

-Han sido dos meses de trabajo para ocho capítulos de 50 minutos.

Pues hubo momentos duros. Yo tengo 70 años, el mayor del equipo, y la verdad es que había días de muchas horas de rodaje con dos escenarios en dos localizaciones diferentes y era mucho palizón, pero lo estaba haciendo con tanta ilusión y con tantas ganas que creo que era el menos cansado del equipo, y eso que eran todos muy jóvenes.

Gracias a la serie he descubierto que tengo una faceta dramática que desconocía.

-Se ha planteado seguir con la interpretación, de abordar nuevos papeles de ficción?

La verdad es que sí. En la serie yo reniego de Marianico el corto, estoy cansado del personaje y de sus chistes, pero en la realidad no es así. Quiero seguir con Marianico mientras tenga ganas y fuerza para subir a un escenario. Quiero seguir haciendo que la gente se ría. Y si surge alguna otra cosa estaré encantado de hacerla. He disfrutado mucho haciendo la serie.

-En este sentido, ¿le gustaría la continuidad de la serie?

-Pues no lo sé, no está en mi mano decidirlo, pero con el éxito que está teniendo y que pronto se estrenará en ocho teles autonómicas podría ser. Yo estaría feliz de poder seguir.

-La serie está producida por Aragón TV y se distribuye en una gran plataforma internacional como HBO. Al final, ¿para ser universal hay que ser local?

Pienso que tiene que ser un producto que se adapte a muchos sitios, en la que la gente se pueda sentirse identificada y reflejada en la situación que la ficción plantea, y esto la serie lo tiene. Una de las cosas que plantea y ha enganchado a muchos espectadores es especial  relación que se establece entre el abuelo y su nieta que tiene que cuidar de ella porque sus padres trabajan, una realidad presente en muchas familias.

-Además su personaje se enfrenta a un conflicto emocional con su esposa…

-Entre mis nuevos objetivos está el de hacer una película surrealista como las que hacía Luis Buñuel. En el fondo la película es la excusa para que ella sea la protagonista. Es como un truco para tenerla cerca y volver a conquistarla. Y es que sigo enamorada de ella. .

-Hablando de películas, varios humoristas de su generación hicieron incursiones en el cine ¿Le hubiera gustado?

-Siempre he pensado en el cine, pero en el cine de comedia. Todo el mundo conoce mi personaje y me hubiera gustado que algún director me hubiera propuesto algún papel ajustado a ese perfil. No me puedo comparar con Paco Martínez Soria, pero me hubiera gustado hacer ese tipo de películas que él hacía, de gente del campo, buena persona y con humor, pero nunca surgió.

-Antes que humorista usted fue comercial, ¿fue en esos viajes donde nació el personaje de Marianico?

-Yo no pensaba dedicarme a esto, empecé en la radio con 33 años como de casualidad. De niño veraneaba en el pueblo de mi madre, Perdiguera. Fue ahí, hablando con los mayores y la gente del lugar que fui aprendiendo su acento, sus giros y expresiones y algunas anécdotas que luego me ayudaron a crear el personaje.

-Hace mucho tiempo que ya no aparece en los grandes canales de televisión, ¿temía que una parte del público lo hubiera olvidado?

En realidad no, porque yo he seguido trabajando hasta ahora como Marianico, no lo he dejado. Y la gente sigue conociéndome y le sigue gustando el personaje. Sí que es verdad que con la última crisis económica las galas fueron bajando, pero no he dejado de trabajar en todo este tiempo.

-Usted tuvo un enorme éxito y popularidad en los años 90, pasado ese momento y con el paso del tiempo, ¿cree que el público siente un especial afecto y ternura por los humoristas veteranos?

-Yo siempre he sido una persona muy agradecida al público y es que un artista vive de su público. Que la gente vaya a tus actuaciones, te salude, te pida un autógrafo o un selfi es de agradecer. Y es que a mí nunca me ha costado nada saludar y hablar con todo el mundo. Muchas veces recibimos lo que damos, y yo siempre he dado cariño a todo el mundo.

Noticias relacionadas

-Tiene a sus espaldas una larga carrera artística, pero está claro que El ultimo show

Espero que no la verdad. Quiero seguir trabajando en ambos ámbitos. Quiero seguir con el humor, tengo previsto hacer una nueva revista, y si surge cualquier otro proyecto artístico estoy dispuesto a ello. Le he cogido gusto a esto del trabajo, no me canso.

Temas

Humor Series