10 jul 2020

Ir a contenido

ESTRENO ESTE AÑO EN TNT

Vota a Javier Cámara 'for president'

El actor retoma el papel del ambicioso político Juan Carrasco en 'Vamos Juan', la secuela de 'Vota Juan'

Inés Álvarez

El actor Javier Cámara como Juan Carrasco en ’Vamos Juan’ (TNT).

El actor Javier Cámara como Juan Carrasco en ’Vamos Juan’ (TNT). / MEDIAPRO

España prepara estos días una nueva investidura de la presidencia del Gobierno en un caótico panorama propio de una comedia, o mejor, de una tragicomedia como 'Vota Juan', la serie original de TNT estrenada en el 2019 que este año tendrá su secuela, 'Vamos Juan', de nuevo con Javier Cámara. 

Cuando EL PERIÓDICO asistió al rodaje en Madrid de esta ficción producida por 100 Balas (The Mediapro Studio) y Warnermedia, creada por Diego San José y dirigida por Víctor García León y Borja Cobeaga, faltaban unos días para celebrarse los nuevos comicios y la sensación de hartazgo por la política era general. Un sentimiento que Juan, el personaje al que da vida Javier Cámara, no entendería, porque para él la política lo es todo: “En el final de 'Vota Juan' era vicepresidente y en esta secuela es profesor en un instituto de Logroño. Pero, bajo unas circunstancias bastante duras, decide volver. Aunque si el motor antes era su ambición desmedida, ahora es el rencor”, advierte.

Y, aunque parezca imposible, la comedia ha dado una vuelta de tuerca: “Es más oscura, más sórdida”, asegura el actor. “Y se hablan de cosas muy fuertes. Es que hay cosas en España con la que no se ha hecho humor”, dice sin soltar prenda, reconociendo que los actores se sorprendían de las barbaridades que llegaban a decir. “Aunque este es el tipo de humor que me gusta”, reconoce.

Críticas de comentaristas políticos

'Vota Juan' no dejó indiferente a nadie, y el actor cuenta que incluso recibió críticas de comentaristas políticos: “Que un exministro dijera que esto no era una comedia, sino un documental, nos llena de orgullo y satisfacción”, afirma. Y es lo que esperan que pase con 'Vamos Juan', en la que Carrasco funda un partido: “Si algún político tiene retranca, se reirá”, dice. 

María Pujalte con Javier Cámara, en una secuencia de 'Vamos Juan'. / MEDIAPRO

Para María Pujalte, que en 'Vota Juan' era su jefa de prensa, Macarena, y que tras el abandono de Carrasco de la política cambió de vida: “La realidad supera la ficción con creces. Pero esta secuela es, si cabe, más desesperada y aún está más al límite”, adelanta. Su personaje no se salva de ello. Pujalte incide que no es una serie política: “Es el ser humano queriendo medrar en su mediocridad y de su ubicuidad llenándose de palabras. Y está contextualizado dentro de la política porque es un filón”.

Las mujeres del político

La desesctructurada familia del político también experimenta un cambio. “En 'Vamos Juan' las mujeres cobran otra dimensión”, adelanta Yaël Belicha, la actriz que da vida a su sufrida mujer. Y muestra de ello es el rumbo que toma su personaje y el de su hija, interpretado por Esty Quesada (Soy una Pringada), que se acabará convirtiendo en la 'communty manager' de su padre. “Nos volvemos bastante zorras”, sentencia Quesada con su habitual tono cáustico.   

En la vida de Juan entrará otra mujer,  que interpreta Oti Manzano, una de las incorporaciones, junto con Anna Castillo, Alberto San Juan y Jesús Vidal. Será su nueva víctima: “Necesita a alguien para levantar el partido que funda que mediáticamente sea popular”. Y nadie mejor que una embarazada de seis meses que tiene a su marido secuestrado por los terroristas islámicos. De locos. 

Esty Quesada, en el papel de hija de Juan Carrasco. / MEDIAPRO

Luego está Víctor, su mano derecha de Carrasco, que ahora ya toca poder y está “más subidito”. “Pero Juan utiliza todas sus técnicas de manipulación para atraerme a su lado”, explica Adam Jezierski, el actor que le da vida. "Si alguien es ambicioso, no hay límites. Los límites están en la moralidad, y en esta serie está distraída”, admite. Y aunque van a "lo feo de la política", asegura: "No contamos nada tan disparatado”.

Tragedia grotesca y patetismo

Diego San José, su creador, reflexiona sobre la amargura que destila 'Vamos Juan': "Hasta hace 10 años en España la comedia era para divertirse y el drama era para emocionarse, pero con las televisiones de pago se pueden permitir que la comedia sirva también de vehículo para hablar de cosas tristes. Aquí queremos aprovechar para hablar de cosas que son complicadas y jodidas y reírse de ellas”. 

 Algo en  lo que coincide Víctor García León, uno de sus directores. “Nuestra idea es hacer es una tragedia grotesca, algo de lo que te ríes un poco a tu pesar. Que te produzca un cierto estupor. Un poco como leer el periódico".  Borja Cobeaga, que se ha incorporado como director en esta secuela, aporta su punto de vista como espectador que fue de 'Vota Juan': “En esta secuela toca otros palos, no hay solo sátira política. Y hay un tono macarra que antes no estaba”. A Cobega también le ha impresionado el carácter tragicómico de 'Vamos Juan':  “Me sorprendió que hubiera planos de un minuto y medio de Javier Cámara llorando ante el espejo. Ese nivel de patetismo y tragicomedia”.

Aunque a Javier Cámara Juan Carrasco no le ha hecho llorar precisamente: ha debutado como director en uno de los siete capítulos de 'Vamos Juan', hace unos días ganaba el premio MiM al mejor actor de comedia por 'Vota Juan'  está nominado como mejor actor protagonista de una serie por la misma ficción en los Premios Feroz  2020 (también la serie y Adam Jezierski, como actor de reparto), que se otorgarán el próximo día 16. Javier Cámara está en racha. Javier Cámara, él sí, 'for president'.