19 feb 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Dar a luz dando las campanadas

Cristina Pedroche sugiere que dentro de 12 meses dará las campanadas embarazada

Ferran Monegal

Cristina Pedroche, en ’El Hormiguero’ (Antena 3 TV).

Para calentar las próximas campanadas de A-3 TV Pablo Motos (El hormiguero) invitó a Cristina Pedroche. Ninguna novedad resaltable al respecto. Es natural. Después de cinco años seguidos dando campanazos en puras transparencias, comienza a sobrevolar la rutina en el ambiente. Quizá ahora el gran golpe sería que se presentase tapada, vestida, cubierta completamente. ¡Ahh! Sería tremendo que este año, la audiencia, un poco cansada ya del dejà vu de la Pedroche, la única pregunta que se hiciera fuese ¿cómo saldrá vestido Chicote? Tierra trágame.

Pero en este encuentro de El hormiguero saltó de pronto una cuestión trascendente. Contó Cristina que para las próximas, las de 2020-2021, su estilista Josie le está preparando un golpe sensacional: que salga a presentarlas embarazada, con bombo de 9 meses. Hombre, sería novedoso, no lo niego, aunque yo creo que el estilista se ha quedado corto. Las campanadas que tendrían un éxito formidable serían si Cristina apareciese sobre camilla, acompañada de ginecólogo o comadrona, y que al sonar el último tañido viésemos brotar la cabecita de su bebé neonato. Año nuevo, vida nueva. ¡Ah! Es lista Cristina Pedroche. Lanzando esta posibilidad ha conseguido que, a 12 meses vista, ya estemos expectantes. Hubo otro tema en esta entrevista, que ese si que fue duro de verdad. Nos enseñó que desde hace unos días ya tiene su figura en al Museo de Cera de Madrid. Y nos ha puesto la imagen. Con todos los respetos al museo, y a la cera, es, sencillamente, de juzgado de guardia.

GONZALO BOYE Y SU CARRITO DE LA COMPRA . –  Circulaba Cristina Puig por un supermercado, como prólogo del FAQS (TV-3), haciendo acopio de cava y viandas para celebrar el tsunami nadalenc, y de pronto chocó con el carrito del abogado Gonzalo Boye. Fue un encontronazo muy revelador. El carrito de Cristina iba bastante lleno, ¡pero el de Boye parecía a punto de desbordarse y rebosar! ¡Ah!  En estas fechas, con solo llevar una cámara al súper, y grabar un rato los carritos de la compra, te sale un programa muy ilustrativo sobre la prosperidad en la condición humana. Cristina le preguntó: «Escolta, quin temps farà al Pirineu?». Y Boye contestó: «¡Sol, farà Sol!». No especificó si hablaba del pirineo francés, o del español, pero su sonrisa era radiante.