Ir a contenido

TÙ Y YO SOMOS TRES

Broncas en la Diada y en 'Masterchef'

Ferran Monegal

Ana Obregón, abroncada en ’Masterchef celebrity’.

Hay tipos de broncas diferentes. Pero todas ellas son una forma de agresión. En la Diada, todos los informativos de la noche del Onze de Setembre nos han mostrado –excepto el Telenotícies vespre– lo que les ha ocurrido a varios reporteros que cubrían la acción de los radicales contra el Parlament de Catalunya. A  la periodista de TVE Ángela García Romero y a su cámara les han lanzado objetos contundentes, además de una bolsa de basura y agua. A la reportera de Antena 3 Notícias Diana Matas y a José Yélamo, de La Sexta, les han increpado, abucheado e intimidado. Los gritos e insultos que les lanzaban eran en los tres casos similares; «¡Fills de puta! ¡Fora! ¡Puta Espanya!». En los tres casos su labor informativa ha sido boicoteada. Intentaban expulsarles de la calle y silenciarles. Ha dicho Gabriel Rufián al respecto de estos ataques: «Cuatro cobardes muy valientes frente a una trabajadora. Quien manipula está sentado en un despacho y no en la calle con un micro. La zafiedad no tiene bandera. Todo el apoyo». Celebro la valentía de Rufián.

Lamentablemente viene siendo habitual en Catalunya, desde el comienzo del procés, la caza al periodista que no habla a gusto de los radicales.  De hecho, yo creo que ni escuchan su información. Basta que lleven un micrófono que ponga TVE, T-5, A-3 TV o La Sexta, para ser objeto de furia, fobia y rabia. ¡Son españoles, son malos, hay que expulsarles! En los informativos de la noche, también coincidieron todos los malos«La manifestación menos numerosa desde que comenzó el procés» (TVE); «La Diada menos multitudinaria» (T-5); «La Diada menos concurrida» (A-3 TV); «La Diada con la menor asistencia de los últimos años» (La Sexta). Entiendo el dolor de los que esperaban una asistencia multimillonaria. Pero no comprendo que canalicen su pena atacando a los que simplemente retratan la realidad.

En Masterchef celebrity (TVE-1) ha sido Ana Obregón a quien han abroncado. Objeto de burlas por sus compañeros concursantes, el jurado la ha rematado expulsándola de mala manera, acusándola de frívola, pasota, inútil, inconstante. Hombre, que Ana Obregón no tiene ni idea de cocinar ha quedado claro. Ella es la primera que lo sabe. Pero estando en la situación anímica que está, al lado de su hijo que lucha contra un cáncer, ha sido vergonzosa la poca sensibilidad que le han demostrado.