Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Una finca muy particular llamada FIFA

Ferran Monegal

Mamen Mendizábal con Philippe Auclair. 


Anatomía de la corrupción de la FIFA. Historia de cómo se consiguió otorgar a Qatar el Mundial de fútbol 2022, un país con 50 grados de temperatura en junio/julio, y como decía el periodista John Carlin«Eso es como dárselo a Groenlandia y que se juegue en enero». Este ha sido el primer episodio de Scoop, el programa de investigación de Mamen Mendizábal (La Sexta), realizado junto al cineasta Alfonso Cortés-Cavanillas, que ha dado al conjunto un interesantísimo toque thriller, con técnicas típicas de la novela negra y de las películas de intriga.

Mamen no solo ha realizado la radiografía de la mafia del fútbol, con Joseph Blatter a la cabeza y una corte de familias organizadas por y para la corrupción. También ha sido un homenaje a los dos periodistas que destaparon esta trama en la revista France FootballPhilippe Auclair desde Londres y Eric Champel desde París. Su trabajo combinado acabó con Blatter, y salieron nombres de insignes criaturas. Sarkozy, Platini, los compromisarios de América Latina controlados por Ángel Maria Villar, la conexión de Sandro Rosell con los emires de Qatar y Ricardo Teixeira de Brasil, también fondos de inversión, poderosos políticos, y los controladores de los derechos de imagen y de la emisión de los partidos... ¡Ahh! La FIFA entendida como una finca particular al servicio de las bandas de excelentísimas personas que se la repartían.

Nos advirtieron de que sus tentáculos abarcan todo el mundo. Se adjudican países y juegos a base de comprar los votos a millón y medio de dólares por cabeza. El pringue es magnífico. Ha habido un momento en este primer Scoop que hay que resaltar de manera especial. Fue cuando Philippe Auclair, conversando con Mamen Mendizábal en Londres, le dijo: «Lo esencial es tener una empresa, una editora, un medio de comunicación, que apoye. Esto es crucial. Alguien que te mire a los ojos y te diga: voy a defenderte».

No sé si este trabajo de France Football en España hubiera sido posible. Las empresas dedicadas a la información han llegado a un punto de fragilidad terrible. Cadenas de TV incluidas. La dependencia política, la subsistencia a través del servilismo, genera propaganda y anula el periodismo. No conviene molestar. No interesa el análisis crítico. Todos publicistas del sistema de explotación de la finca. ¡Ah! La finca. Tan llena de árboles. ¡Tan llena de nidos!
 

0 Comentarios
cargando