Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Arús a La Sexta, y 8TV en interrogantes

Ferran Monegal

Alfons Arús acabó Arucitys en 8TV.


No es noticia que un programa deje de emitirse. Pasa casi todas las semanas. Cuando se trata de un espacio que lleva 3.380 ediciones y 16 temporadas seguidas en pantalla, la percepción noticiable se agranda. Ya sabíamos que Alfons Arús (Arucitys, 8TV) se marchaba. Desde enero de este año su cierre, a finales de junio, estaba anunciado. En el penúltimo programa, el del jueves pasado, Arús filtró algún detalle de este desencuentro con la cadena en la que ha estado tantos años. Dijo: «Arucitys se merecía continuar, aún sin tener a Arús como presentador (...) Si el problema era económico, Angie Cárdenas les ofreció esta posibilidad: en función del precio que se ponga, nosotros, como productora, intentaremos ofrecer el mejor producto». Parece que esta posibilidad tampoco fue aceptada. De modo que a partir de ahora Arús y 8TV comenzarán a dibujar su futuro por separado.

Alfons se va a La Sexta, eso ya se ha anunciado.  Le comenté el otro día a Mamen Mendizábal, en Más Vale Tarde, que probablemente, a partir de septiembre/octubre, comenzará a las 7.30 de la mañana. O sea, una labor de alegre escalfamiento matinal para que a las 11.00 la cadena ya se ponga Al Rojo Vivo con Ferreras. Todo esto me lo ha contado mi canario flauta Papitu, que tiene contactos. Lo que no ha sabido decirme es qué tipo de matinée hará. Existiendo en La Sexta, y con buena salud, el programa Zapeando, seguramente Arús tendrá que construir una variante. Quizá más inclinada hacia el magacín y la actualidad de la coctelera picante y sonrosada. Es un terreno que también conoce de arriba abajo. Pero seguramente irá con cuidado: sabe que el éxito de La Sexta ha sido su personalidad informativa, con más periodismo y menos gaseosa que en otros ámbitos del telehipódromo estatal. 

La otra incógnita es el paisaje que en 8TV va a quedar. Da la impresión de desmantelamiento general. Aquella posibilidad de instituirse en el gran canal privado de Catalunya, y competir con TV-3, parece abandonada. Para satisfacción de los que quieren mensajes unidireccionales, y para disgusto de otros que ingenuamente soñaban. Es posible que los programas de televenta comercial sean los únicos que tengan la permanencia asegurada. Supongo que todo esto debe de obedecer a un plan. He consultado con Papitu.  Está pasmado. Dice que el tema se le escapa.

0 Comentarios
cargando