Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

El rebrote de Merceditas

Ferran Monegal

Merceditas Milà, en Retratos con alma (TVE-1).

Posee un don especial, es indiscutible: cualquier noticia acerca de ella misma, bien dosificada en el 'telehipódromo', se transforma en excitación colectiva. Estamos hablando de Merceditas Milá, que acaba de anunciar que deja el imperio Mediaset y se traslada al canal #0 de Movistar + donde presentará Scott&Milá, programa de entrevistas con perrito. A mí personalmente me subyuga, pero hubiera preferido Scott&Merceditas, que es un título más eufónico y fluido. Lo de acompañarse del perro Scott, un schnauzer miniatura propiedad de su madre, es una estrategia que puede dar resultados sublimes. Cuando Elizabeth Taylor era adolescente y comenzaba a ser aquello que llaman una niña prodigio, grabó un telefilme con la perra Lassie, titulado El coraje de Lassie, y adquirió una popularidad casi infinita. Luego cambió a Lassie por Richard Burton, pero eso es otra historia. O sea, las apasionantes ondulaciones de la vida.

Este nuevo programa que va a estrenar dicen que será el renacimiento de Merceditas. Hombre, Merceditas no va a renacer porque de la tele no se ha ido nunca. Pero seguro que va a rebrotar, eso sí. Sería fantástico que rebrotase aquella Merceditas del programa De jueves a jueves de los años 80 en TVE, en donde hacía unas punzantes entrevistas. Era guerrera a más no poder. Disfrutábamos mucho. Este espíritu no lo ha perdido. Estuvo el miércoles en el programa de Isabel Gemio, Retratos con alma (TVE-1) y hablando de aquella gran luchadora de los derechos de la mujer, Clara Campoamor, decía: «Ellas abrieron el camino de la selva. Se dejaron la salud y la vida. Cuando veo las imágenes de archivo de los procuradores en las Cortes, todos hombres, todos grises, ¡es como si me clavasen un puñal detrás de otro!», y citaba, enardecida, un texto de la historiadora Mary Beard que dice: «No es fácil encajar a la mujer en una estructura codificada como masculina. Lo que hay que hacer es cambiar la estructura».

¡Ah! Esperamos grandes cosas de este programa de Merceditas. Es curioso: dicen que se trata de un personality show. Esta nomenclatura es comprensible. Desde su etapa de Flautista de Hamelín en las ratomaquias de T-5, el show forma parte de su código genético. Como le dijo a Jordi Évole hace unos días«He tenido amores maravillosos, pero nada comparado con el lengüetazo de un perro». Ánimo Scott.