Ir a contenido

ENTREVISTA CON NURIA ROCA

"Lo único que yo quería hacer en TV-3 era tele, pero política, no"

Tras su fugaz paso por las mañanas de la tele autonómica catalana, la presentadora valenciana regresa el martes a Cuatro con el programa de 'dating' 'Singles XD'

Olga Lerín

Nuria Roca, en el plató de Singles XD. 

Nuria Roca, en el plató de Singles XD.  / MEDIASET

Nuria Roca (Moncada, València, 1972) regresa este martes, 12 de diciembre, a Cuatro con un 'dating' diario, 'Singles XD' (15.45), formato en el que la veterana presentadora debuta. Su vuelta a la pequeña pantalla se produce tras el sinsabor que le produjo su paso por TV-3, a principios de temporada, con 'A tota pantalla'. Fue despedida, de manera "abrupta", pero la comunicadora valenciana asegura no guardar ningún rencor.   

Últimamente ha estado en el candelero por temas que no son televisivos estrictamente, como la entrevista que usted y su marido, Juan del Val, concedieron a 'El hormiguero' y su extraña salida de TV-3… ¿Qué pasa con Nuria Roca? No lo sé. Creo que cada cosa tiene su razón de ser y de trascender. Y una cosa no tiene nada que ver con la otra. Suceden cosas, nos hacemos eco de ellas y a la gente les sorprende. Vivimos en una sociedad y en un momento en el que todo el mundo opina y, a partir de ahí, se buscan titulares llamativos para que haya muchos 'clicks' y 'likes'… Vivimos en una cultura muy de la inmediatez del escándalo. 

¿Se imaginaba que la entrevista con Pablo Motos tendría esa repercusión? Para nada, porque esas mismas declaraciones están hechas hace 10 años, cuando publiqué el libro 'Sexualmente'. Pero el momento es absolutamente distinto por cómo se gestionan las cosas y por las redes sociales. No es que la gente se escandalice más, sino que las cosas tienen mayor repercusión, porque uno se queda solo con el titular y no va más allá. A partir de ahí, cada uno es responsable de gestionar sus informaciones o las que le llegan.  

¿Decepcionada con su paso por TV-3 con 'A tota pantalla'? No es decepción, es frustración, porque yo había ido para hacer tele y no he podido. Evidentemente, es un proyecto absolutamente frustrado. Pero también le diré que cuando a mí se me encarga poner en marcha las mañanas y dirigir un equipo, era un proyecto muy ilusionante. Tuve que renunciar a muchas cosas tanto personal como profesionalmente para iniciarlo. Cuando se me pide y yo me comprometo, no se tiene en cuenta el momento, porque, después del 1-0, la situación cultural y sociopolítica era absolutamente diferente a la que me habían planteado. Por parte de TV-3, se necesitaba otra cosa, que yo no había ido a hacer.

¿Qué era? Yo fui a hacer tele y entretenimiento. Y en ese momento ellos creen que no se puede hacer eso. Pues es una opción. A mí se me replantea el programa. Yo tengo en alto concepto la lealtad y el compromiso que adquiero con un equipo y, claro está, yo no iba a dejarlo en la estacada ni abandonarlo, aunque me hubiera gustado marcharme de allí visto que no podía hacer lo que quería hacer, que era tele, insisto, sin más pretensión. Es cuando la Corporació me envía un 'burofax' y me despide. Pero yo le estoy tremendamente agradecida por haberme dejado estar en la tele.

Nuria Roca, en 'A tota pantalla', de TV-3. /CCMA

¿Se ha sentido maltratada? No. Creo que las formas son abruptas, una torpeza… Y a mí nadie me ha dado aún una explicación. Pero no la necesito tampoco. Esto es como una relación: cuando alguien no quiere estar contigo, ¡tú te lo pierdes!; yo me voy, pero me voy de verdad. Y estoy encantada, porque yo no quiero estar en un lugar en el que no se va a hacer lo que yo quería hacer. Lo único que yo quería hacer en TV-3 era tele, pero política, no.

TV-3 adujo razones económicas. ¿Usted cree que sus opiniones políticas tuvieron algo que ver? Eso se lo tendría que preguntar a quien tomó la decisión. Yo no la he tomado. No tengo ni la más remota idea. En otro lugar sí que hubiera hablado de política, porque lo llevo haciendo durante cuatro años todos los días en un editorial. Y ellos sabían que yo no iba a hablar de política. Yo no engaño a nadie y lo dije desde el primer momento. Otra cosa es que ellos después pretendieran hacer otro tipo de programa. Pues es su problema.  

¿Se sintió censurada en algún momento? Jamás. Nunca me han dicho lo que tenía que decir. Eso no me ha pasado en ningún lugar. Lo que si había, evidentemente, era presión por el momento que se estaba viviendo. Por eso se dejó de hacer el programa, porque se requerían otra serie de cosas. 

¿Como, por ejemplo, adoctrinar a la audiencia? Nadie me ha dicho que yo tenga que adoctrinar a nadie. En absoluto. Cada uno pone en marcha los programas que cree que tiene que poner en marcha y habla de la forma que cree que tiene que hablar. Pero yo ni soy directiva de tele, ni gestiono una parrilla, ni nada. Yo soy una profesional de los medios y hago tele.  

"Nadie me ha dicho que yo tenga que adoctrinar a nadie. En absoluto"

Ahora que ya han pasado unas semanas, ¿guarda rencor a la tele catalana? Nunca he guardado rencor. Me he encontrado a un equipo de profesionales absolutamente maravilloso, que ojalá pueda hacer lo que querían hacer. Me han tratado de maravilla. Lo único es que me llegó ese 'burofax' despidiéndome. Si ese ente gestiona así las cosas, es su problema. No hace falta ser muy inteligente para ver cómo está gestionado. Si tú rompes una relación con tu pareja vía Whatsapp, demuestras tener muy poca sensibilidad.

Con TV-3 no ha tenido una relación abierta... Pregúntele a la otra parte de la pareja. Yo tengo relaciones con quien quiero tenerlas [ríe].

¿Se ha planteado demandarles? Jamás demandaría a una pareja porque no quiere estar conmigo. ¡Yo soy una muy buena ex! No tengo que pedir explicaciones a nadie. Otra cosa es que luego yo quiera volver con esa pareja o no, pero ya le digo que no.

¿No le daría una segunda oportunidad? No, en absoluto. Los años te hacen saber dónde quieres estar y dónde no.

Ahora entra en una nueva etapa. Usted estuvo seis años en Mediaset. ¿Su regreso con 'Singles XD' es como volver a casa? Es así, porque casa tienes una, y la frase de 'volver a casa' no se puede referir a diferentes lugares. Y es verdad que en Mediaset es donde más a gusto he estado, donde he hecho mejor tele y en donde la puedo hacer ahora. Y, además, los he echado de menos. Estoy encantada.

"Si hubiera tenido 'Singles XD' en mi época, habría participado a ciegas"

Va a ser como los turrones… Sí, sí, que vuelven a casa por Navidad [ríe].

¿'Singles XD' significa un doble reto para usted por el hecho de que todavía no había presentado un 'dating show' y porque sea en directo? El formato tiene unos ingredientes que para mí lo hacen muy especial: el momento en el que llega, de dónde viene y el directo, que es lo que más me gusta; además, es diario. Eso lo que provoca es que me ponga las pilas. El 'dating' supone para mí un reto. Y eso lo hacía absolutamente irrechazable.

¿Le asusta la competencia de las otras cadenas? Sabemos que tenemos una franja complicada, que no va a ser fácil y que los programas que están enfrente están muy asentados. Nosotros llegamos pidiendo permiso y con la intención de abrirnos un hueco. Es verdad que la celeridad con la que hemos puesto en marcha el programa tiene que ver con que creemos que tenemos un buen formato entre manos. Pero tiene que existir un recorrido hasta que la gente se familiarice con nosotros. 

¿Se va a convertir en una celestina? Ese no es mi papel. Es más de confidente, de repartir juego entre los 'singles', de ser el nexo de unión entre el espectador, los solteros y las visitas. Si puedo aportarles algo, lo haré, y algún consejo mío también les daré, pero eso no es lo importante. Lo importante son ellos, sus vibraciones, sus sensaciones y sus citas.

¿Se identifica con alguno de esos perfiles de 'millennial'? Sí, he estado con los chicos y me veo reflejada. En aquella época hubiera dicho algunas cosas por la falta de experiencia, aunque creo que eso es muy bonito. La inocencia que tienen a la hora de jugar con las capas del amor y la amistad, todo eso es maravilloso, y verlo desde fuera es muy divertido. Y también me identifico con su entusiamo, aunque el mío está más sopesado por la carga de los años y la experiencia.

¿Usted se presentaría a un programa de estas características? Hay muchos programas que he hecho en los que no hubiera participado, porque no me van, y lo que me gusta es desempeñar mi labor profesional. Por ejemplo, no iría a 'Supervivientes', porque es muy duro. Pero si hubiera tenido este espacio en mi época, habría participado a ciegas, porque me parece una experiencia maravillosa y muy enriquecedora. No lo hubiera dudado.

0 Comentarios
cargando