Ir a contenido

REFUNDACIÓN AUDIOVISUAL

La radio pública valenciana, 'À Punt'

La emisora autonómica reabre sus emisiones, cuatro años después del convulso cierre que firmó el Gobierno del PP

Nacho Herrero / Valencia

Amàlia Garrigós, exlocutora de Radio 9 y actual presentadora del programa musical Territori Sonor, de la nueva emisora valenciana À Punt Radio.

Amàlia Garrigós, exlocutora de Radio 9 y actual presentadora del programa musical Territori Sonor, de la nueva emisora valenciana À Punt Radio. / Miguel Lorenzo

Tras más de cuatro años de forzado silencio, la nueva radio autonómica valenciana volverá a las ondas este lunes, 11 de diciembre. A las diez de la mañana, À Punt, así se llamarán los nuevos medios, arrancará sus emisiones y abrirá el camino, que en unos días seguirá la página web y, dentro de unos meses, la televisión.

Se pasará así la negra página del abrupto final de RTVV. En noviembre del 2013, en medio de la crisis, el gobierno del popular Alberto Fabra decidió cerrar los medios públicos. Lo hizo tras un enorme revés judicial, pues se declaró nulo el ERE unilateral que había impulsado, con una deuda de superaba los mil millones y con la equivocada idea de que otros gobiernos autonómicos seguirían sus pasos.

El anuncio dio paso a tres semanas de 'autogestión' de los trabajadores, que trataron de sacudirse una fama de manipulación que la cadena se había ganado a pulso. Blanco de las críticas, Fabra dio la orden de cierre en la noche del 28 de noviembre del 2013, pero decenas de trabajadores se atrincheraron en el centro de producción y consiguieron emitir hasta las 12.19 horas del día siguiente. Las imágenes de la policía abriendo paso a los 'liquidadores' judiciales -para que cortaran la electricidad y fundieran a negro 24 años de historia- dieron la vuelta al mundo.

La periodista Amàlia Garrigós estuvo en la extinta Ràdio 9 de principio a fin, y también en el plató epicentro de las 12 horas de 'resistencia'. Ahora será una de las voces de la nueva radio con 'Territori Sonor', un programa musical. "Por un lado tengo un sentimiento de ilusión porque a mí me gusta mucho la radio y me la arrancaron -cuenta a EL PERIÓDICO-. Pero por otro hay un sentimiento agrio. Nada de esto tendría que haber sucedido, no tendrían que haber cerrado RTVV y no tendríamos que haber estado estos cuatro años sin medios públicos. Y sobre todo agrio porque mucha gente se ha quedado por el camino", recuerda.

Garrigós da sus claves para que el servicio público quede blindado. "Lo primero que no puede repetirse es que se malgaste dinero público. En la época del PP se creó un agujero de 1.800 millones que no ha sido investigado", recuerda. "Después, en los contenidos debe haber rigor y cercanía. Tenemos que tener la conciencia fe que somos servidores públicos como un juez, un profesor o un médico y tenemos que ser cercanos a nuestros oyentes, a nuestros vecinos", recalca.

Primera voz de la nueva era

A ella le llegará el turno por la tarde pero la primera voz que se oiga este lunes será la de Jèssica Crespo, que conducirá desde las 10.00 horas el magacín 'Al Ras'. "La sensación es de nervios -reconoce Crespo a EL PERIÓDICO-. Siento que es una enorme responsabilidad y que hemos de estar a la altura porque mucha gente tiene muchas esperanzas. Aunque siempre se vanaliza creo que esto sí es un momento histórico", señala.

Ambas destacan la importancia que tendrá en la promoción de la lengua propia pero, sobre todo, para la vertebración de la Comunitat. "Hemos estado cuatro años viviendo unos de espaldas a los otros, sin hablarnos sin escucharnos", recuerda Crespo.

Siguiente obstáculo

El frente de todo, estará Empar Marcoexcorresponsal de Televisió de Catalunya en la Comunitat Valenciana, que fue elegida directora general en un concurso público. Así lo acordó la ley que impulsó el tripartito de izquierdas y que apoyó Ciudadanos, ante la abstención del PP, que sigue proponiendo dedicar el dinero a otros asuntos. El proceso ha estado lleno de obstáculos y el último, que pone en duda que la tele se encienda en primavera, es el recurso de varios sindicatos de periodistas, contrarios al peso de haber pasado por los antiguos medios en el baremo para la bolsa de trabajo.

0 Comentarios
cargando