07 ago 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Alejandra Andrade: "Me fui de A-3 para tener la última palabra en mis reportajes"

La reportera de 'Fuera de cobertura' confiesa antes del estreno de la segunda temporada en Cuatro que no está "tan preocupada por la audiencia" como en la primera

Juan Carlos Rosado / Madrid

Alejandra Andrade, directora y presentadora de ’Fuera de cobertura’ en Cuatro. 

Alejandra Andrade, directora y presentadora de ’Fuera de cobertura’ en Cuatro.  / MEDIASET

Alejandra Andrade vuelve este jueves, 19 de octubre, a Cuatro con la segunda entrega de 'Fuera de cobertura' (22.45 horas), el programa con el que estrenó su propia productora (Producciones Imposibles), después de triunfar con 'En tierra hostil' con Antena 3.  

¿Cree que se ha ganado el derecho a hacer una segunda temporada de 'Fuera de cobertura'? Por supuesto que sí. Estamos contentos con los resultados de la primera temporada. Cuatro ha vuelto a confiar en nosotros y hemos hecho otros ocho capítulos en la misma línea. Hemos aprendido mucho y hemos mejorado.

¿Está satisfecha con ese 6,6% que hizo de media? Sí. Se emitió un día como el lunes muy duro, porque tuvimos que competir con dos monstruos: 'La que se avecina' y 'Mar de plástico'. Por eso estoy contenta. Además, estuvimos por encima de la media de la cadena, que estaba cerca del 5%. Pero este año no estoy tan preocupada por la audiencia como el pasado, porque entonces era una aventura nueva, con una productora que creé y haciendo los reportajes sola. Era un paso arriesgado y todo un reto. Ahora estoy más tranquila.

¿Qué se va a ver en esta segunda tanda que no viéramos en la primera? Nos hemos atrevido con temas que no estoy acostumbrada a hacer, como el perfil de Donald Trump. Y hemos conseguido entrar en lugares todavía más complicados.

Como por ejemplo… Bueno, más que lugares son personajes difíciles a los que hemos tenido acceso. Por ejemplo, el del narcotráfico en Galicia y sus conexiones con Colombia es muy interesante porque muy pocas veces se ha hecho en la tele un reportaje con miembros de una organización de narcos gallegos. Hemos accedido también a sus socios colombianos en Madrid.

Recomiendo el reportaje sobre Fukushima porque nos costó mucho"

¿Y el de Trump? Hemos conseguido acceder a su círculo más cercano, como amigos íntimos, socios, trabajadores… Es una manera de retratar la vida de Trump a través de ellos. Hemos hablado con algunos que pertenecen al club de millonarios amigos de la familia Trump. Son los que le ayudaron a llegar a la presidencia. Hemos logrado entrar en su campo de golf de Los Angeles y en su polémico hotel de Washington, donde se hospedan algunos mandatarios internacionales que le visitan. También hemos entrevistado a enemigos suyos.

Sospecho que no les habrá costado mucho… Ha sido más difícil hablar con los amigos.

Recomiende al espectador uno de los ocho reportajes, el que crea que le ha quedado mejor. El de la central nuclear de Fukushima está muy bien, sobre todo porque nos ha costado mucho y es muy periodístico. Resulta muy difícil grabar allí porque los japoneses no son muy críticos con el Gobierno y cuesta mucho encontrar activistas que se atrevan a hablar.

¿Ha vivido alguna situación de alto riesgo similar a la que se produjo en Colombia cuando se quedó en bragas ante unos sicarios? (Ríe). Eso lo conté en 'El hormiguero' para darle juego y hacer unas risas. No ha habido riesgo extremo, pero con Trump nos echaron amablemente del club cuando íbamos hablando con un amigo indio del presidente que es multimillonario. Le estaba preguntando por la política de Trump sobre los inmigrantes. Y nos invitaron a abandonar las instalaciones. Fue curioso porque casi todos los camareros y cocineros del restaurante eran mexicanos. El reportaje de Perú, con el que estrenamos temporada, fue también complicado porque no había podido entrar en esa cárcel hasta ahora. Lo grave es que están muriendo allí presos españoles. Los funcionarios no nos dejaban grabar lo que queríamos. Pero al final el reportaje quedó muy bien.

Nos echaron cuando preguntamos a un amigo indio de Trump por su política con los inmigrantes"

¿Qué cualidades hay que tener para sortear este tipo de situaciones peligrosas? La experiencia es muy importante. Yo me crié en 'Callejeros' pateando los barrios chungos de España y luego hice 'Encarcelados'. Siempre he hecho cosas así y estoy acostumbrada. La verdad es que me manejo muy bien en esas situaciones. Hay que tener calma y olvidarte de que estás en peligro, porque al final en eso sitios hay gente maravillosa y valiente que tiene ganas de denunciar sus problemas en la tele.

¿Usted, que es una reportera intrépida, valdría para presentar el telediario quietecita en una mesa? (Ríe) Pues no tiene pinta. Cuando estoy en la redacción más de 15 días me empiezo a poner nerviosa porque necesito salir a la calle a grabar.

O sea, que renuncia a conocer a su 'príncipe' azul siendo presentadora de un telediario… (Ríe) A mi 'príncipe' azul le conocí hace 15 años y es el padre de mis hijos.

¿Por qué se fue de Antena 3 y dejó 'En tierra hostil'? Porque tenía muchas ganas de trabajar con gente que posee una sensibilidad muy especial y entiende el periodismo como yo. Pensé que para ello lo mejor era tener mi propia productora y poder así controlar más los contenidos.

¿Se refiere a los problemas que, según se publicó, tuvo usted con su jefa en Antena 3, Luz Aldama, por meter demasiado la mano en sus reportajes? No. Yo lo que buscaba era tener la última palabra en los reportajes. Me apetecía montar una productora. En Antena 3 no dirigía yo mi programa por falta de tiempo. Y quería tener a alguien de mi confianza y con la misma sensibilidad periodística en esa función.

Cuando estoy en la redacción más de 15 días me pongo nerviosa"

¿Pero tuvo discrepancias con Luz Aldama? No. Simplemente quería trabajar de otra manera. Y contar las cosas de una forma distinta.

¿Volvería a Antena 3? Estoy feliz en Mediaset. Lo que me gustaría es hacer más formatos con mi productora en Antena 3 o en cualquier otra cadena de televisión.

¿Mantiene relación con su excompañero de ‘En tierra hostil’ Jalis de la Sierra? Sí. Me llevo fenomenal. Seguimos siendo amigos, aunque nos veamos poco por el trabajo.

¿Le gustó su programa ‘Enviado especial’ de La Sexta? No vi todos, pero estaban bien. Es bueno que esté haciendo otro tipo de temas.

¿No le da envidia que su excompañero consiguiera un 9% de media con su programa mientras que usted se quedó en el 6,6%? Yo soy cero envidiosa. Al revés, me alegro un montón por él. Pero estamos en dos cadenas completamente diferentes. 

¿Se refiere a que en La Sexta tienen más audiencia los programas informativos que en Cuatro por su línea editorial? Bueno, creo que Cuatro ha sido siempre un referente informativo.

Pero eso era antes de pasar a Mediaset, ¿no? Bueno, en la nueva etapa ha cambiado, pero Cuatro tiene cosas muy buenas como 'Las mañanas de Cuatro'. Es un programa estupendo y riguroso. Y los informativos también son buenos.