09 abr 2020

Ir a contenido

CERTAMEN MEDIÁTICO

Eurovisión 'solo' tuvo 182 millones de telespectadores

El festival pierde casi un 10% de audiencia, con respecto a la edición del 2016, por la polémica salida de Rusia, según la UER

El cantante portugués Salvador Sobral, tras ganar el Festival de Eurovisión del 2017, en Kiev (Ucrania). 

El cantante portugués Salvador Sobral, tras ganar el Festival de Eurovisión del 2017, en Kiev (Ucrania).  / Brendan Hoffman

La polémica salida de Rusia en el Festival de Eurovisión, por razones políticas, ha pasado factura al mediático certamen musical: este año ha reunido a una media de182 millones de telespectadores en los 42 países que lo emitieron, lo que supone una pérdida de audiencia del 10,78% respecto al 2016 ( que logró 204 millones de seguidores), según datos facilitados este martes, 23 de mayo, por la organización del 'show'.

La Unión Europea de Radiodifusión (UER), organizadora del festival, atribuye la pérdida de audiencia a que no se vio en Rusia, tras la retirada de este país. Pero pese al descenso de espectadores, la UER destaca que la final celebrada en Kiev -y que ganó Salvador Sobral, de Portugal- promedió la misma cuota de audiencia que en el 2016, un 36,2%. Esto supone más del doble de la media que suelen registrar en 'prime time' los canales que lo dieron (15,8%).

La UER también resalta el dato de que este año se ha duplicado, en comparación con el 2016, el visionado del festival en internet. Se registraron seis millones de visitas en 233 territorios a las webs oficiales del certamen en YouTube y un total de 8,4 millones de visionados bajo demanda.

En España, donde su representante, Manel Navarro, quedó en último lugar, la final congregó en TVE-1 a 4.474.000 espectadores (ligeramente por encima de los 4,3 millones del 2016), con una cuota del 28,6%. Eso sí, la más baja de la última década.

En cambio, en Portugal, el país ganador, Eurovisión registró la mayor audiencia desde el 2008, con 1,4 millones de espectadores y un 32,5% de 'share'. Y en Bulgaria, el certamen batió su mejor marca desde el 2003, con 650.000 espectadores y un 39,4% de cuota.

Italia anotó su mejor audiencia desde que volvió en el 2011 a participar en el festival, con 3,6 millones de 'eurofans', un 15% más que el año pasado. Alemania registró las cifras de audiencia más altas del mundo por octavo año consecutivo (7,8 millones de personas), y el país anfitrión, Ucrania, obtuvo su mayor participación en la final desde el 2009, con 1,5 millones de espectadores (18,8%). En Islandia, el eurocertamen obtuvo por tercer año consecutivo la mejor cuota de los 42 países, pese a no estar en la final: un 98%. Es decir, prácticamente todo el país vio Eurovisión.

 Según la UER, Eurovisión tuvo un gran gancho este 2017 entre los más jóvenes. En promedio, el 42,9% de los espectadores de 15 a 24 años que estaban viendo televisión en 42 países siguieron la final. El porcentaje de visualización fue también alrededor de cuatro veces más alto que el promedio de los canales de difusión entre los niños (4-15 años, 34.8%) y los jóvenes adultos (25-34 años, 38,3%).