Ir a contenido

ARISTÓCRATA SOLIDARIA

'Sense ficció' descubre la figura de Dorotea de Chopitea

El documental presentado por Agnès Marquès da a conocer la biografía y labor de la impulsora de la obra social en la Barcelona convulsa del siglo XIX

La benefactora dejó un gran legado en la ciudad en el que destacan el hospital de Sant Joan de Déu y una ermita que luego fue el templo del Tibidabo

Inés Álvarez

La periodista de TV-3 Agnès Marquès.

La periodista de TV-3 Agnès Marquès. / TVC

“¿Sabe quién es Dorotea de Chopitea?”. Con esta pregunta comienza el documental que estrena ‘Sense ficció (TV-3) el martes, 20 (23.00), y la respuesta de la mayoría de las personas interrogadas en la calle es negativa, casi de incredulidad ante un nombre tan sonoro. Con la intención de dar a conocer la figura de esa aristócrata nacida en Chile que contribuyó al bienestar de los desfavorecidos en la convulsa Barcelona del siglo XIX se gestó precisamente ‘Dorotea de Chopitea, la senyora de Barcelona’, una producción de Media 3.14 (grupo Mediapro) que ha contado con la colaboración de la Obra Social la Caixa.

El trabajo explica en sus 45 minutos de duración la biografía de esta “mujer avanzada a su tiempo, que hizo una labor excepcional ”, según definió en la presentación Agnès Marquès, la periodista de TV-3 que en el audiovisual visita los lugares que recorrió la máxima impulsora de la obra social en la segunda mitad del siglo XIX  y entrevista a periodistas, historiadores y religiosos, que dibujan trazos de su vida. Su labor se desarrolló a la vez que el nuevo urbanismo de la ciudad, que crece en el Eixample, más allá de las murallas.

FIGURA DESCONOCIDA

El origen de esta trabajo de Jordi Dorca, con guion de Jaume Grau y producción ejecutiva de Joan Úbeda, está en “dar a conocer y poner en valor su figura”, según explicó Borja García-Nieto, descendiente de la benefactora (otra de ellos es Núria de Gispert) y presidente de la Sociedad Bicentenari Dorotea de Chopitea, creada con motivo del bicentenario de su nacimiento. “Era un personaje de una gran humildad y por eso no había recuerdos suyos. El documental lo será”, añadió.

Jaume Giró, director general de la Fundació Bancària  la Caixa, la definió como una mujer “ con sensibilidad social” que llevó a cabo “una obra social extraordinaria” a partir de 1835, tras “la quema de conventos en la capital debido al malestar social porque los obreros no tenían protección alguna”. GIró aseguró que fue pionera de una labor que años después continuó Francesc Moragas, quien en 1902 creó la Caixa con una obra social.

¿De Venerable a santa?

La vinculación de Dorotea de Chopitea con don Joan Bosco y la obra de los salesianos impulsó la construcción de una pequeña ermita que se acabó convirtiendo en el templo del Tibidabo dedicado al Sagrat Cor. El papa Joan Pau II la declaró Venerable y la congregación salesiana abrió en 1927 un proceso de beatificación. “Para avanzar en en él, solo falta que haga un milagro con ratificación científica y otro para ser santa”, indicó Cristóbal López, inspector general en España de la Societat de Sant Francesc de Sales en la presentación. “Si alguien tiene fe, que rece”, concluyó. 

Joan Úbeda, por su parte, confesó que tenían sus dudas sobre un documental sobre una mujer desconocida y un periodo no tan tratado como otros. "Pero pronto vimos que si dábamos la historia de Dorotea insertada con la de Barcelona tendríamos una pieza que interesaría al telespectador”. Y Sigfrid Gras, adjunto a la dirección de TVC, añadió: “Como televisión pública, nuestra obligación es mostrar la importancia de personas que han ayudado a hacer esta sociedad mejor”

UN GRAN LEGADO

Una de las mayores dificultades del proyecto fue la ausencia de imágenes en movimiento.  “De ella solo había dos cuadros y una foto, y de la Barcelona de la época, grabados y fotografías”, dijo Úbeda. Un obstáculo que salvaron con imágenes e infografías animadas y filmaciones de la Barcelona actual, donde Agnès Marquès charla con los periodistas Enric Calpena y Lluís Permanyer; los historiadores Dani Cortijo, Mercè Tatjer, Roser Nicolau y Carles Sudrià; los sacerdotes José Arlegui y Nicolás Echave, y el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella.

Dorotea de Chopitea llegó a Barcelona en 1819, con tres años, y se casó a los 16 con un rico empresario, Josep Maria Serra, que luego sería el fundador del Banc de Barcelona y de La Maquinista Terrestre y Marítima. Movida por su profunda fe católica, creó una extensa red de apoyo a los más desfavorecidos a causa de la revolución industrial que vivía la ciudad, creando salas de asilo (las primeras guarderías) para las mujeres que debían trabajar y talleres profesionales para enseñar un oficio a los jóvenes. La conocida como 'madre de los pobres', tuvo una visión moderna de la beneficiencia, ya que en lugar de dar limosna a los desfavorecidos creaba herramientas para que se ganaran la vida, infraestructuras en las que invirtió toda su gran fortuna. En Barcelona ha dejado un enorme legado: 5 templos, 15 escuelas, 4 hospitales (Sant Joan de Déu, Sagrat Cor, Sant Rafael y el de Nens) y 7 residencias.

0 Comentarios
cargando