Ir a contenido

FINAL CON INTRIGA

'Cuéntame...', con dos bodas y ¿un funeral?

La exitosa serie cierra su 17ª temporada con la duda de si TVE renovará o cancelará el contrato con la productora

El escándalo de 'los papeles de Panamá' en el que están implicados sus dos protagonistas deja en el aire su futuro

MANUEL DE LUNA / BARCELONA

Jordi Rebellón e Imanol Arias, en el último episodio de la 17ª temporada de la serie de TVE-1 ’Cuéntame cómo pasó’.

Jordi Rebellón e Imanol Arias, en el último episodio de la 17ª temporada de la serie de TVE-1 ’Cuéntame cómo pasó’.

San Genaro está de fiesta, aunque negros nubarrones se ciernen sobre el futuro del barrio en el que se desarrollan buena parte de las historias de la serie 'Cuéntame cómo pasó'. La alegría de los vecinos se justifica porque se celebra una doble boda en el episodio con el que se cierra la 17ª temporada de la exitosa producción, y que TVE-1 emite este jueves, 19 de mayo (22.15 horas). Pero mientras se preparan para los festejos, unos lodos pueden hacer desaparecer todo el barrio; un lodazal que se formó con la implicación de los actores protagonistas (Imanol Arias y Ana Duato) y el productor de la serie (Miguel Ángel Bernardeau) en la trama de 'los papeles de Panamá', y los presuntos delitos fiscales que ello conlleva.

Pero mientras se barrunta la tormenta (que puede estallar la próxima semana, en la decisiva reunión del consejo de administración de RTVE), los vecinos de San Genaro, ignorantes de su inseguro futuro, viven felices y contentos la celebración de la doble boda de Inés (la actriz Irene Visedo) y José Ignacio (Jordi Rebellón) y de Antonio (Imanol Arias) y Mercedes (Ana Duato), que han decidido renovar sus votos después de 37 años casados.

La trama de este último episodio de la temporada se sitúa en febrero de 1985 (varios meses después de cómo se cerró el capítulo de la semana pasada). Ahora, la familia Alcántara al completo ultima los preparativos de una jornada que se aventura única en todos los sentidos. Pero dentro de la misma trama, también los guionistas habían preparado negros nubarrones para situar el inicio de la, en principio, jornada festiva; borrrasca que parece presagiar lo que está por llegar: no va a ser una boda precisamente tranquila.

Toni (Pablo Rivero), que es el padrino de Inés, tiene que viajar a Madrid desde Londres, pero su avión se retrasa y no saben si va a poder llegar a tiempo. Quien tampoco va a asistir al enlace es Julia (Claudia Traisac), quien desde el suicidio de su padre no atraviesa su mejor momento, por lo que decide plantar a Carlos (Ricardo Gómez) ese mismo día. Por su parte, María (Paula Gallego) no puede evitar llevarse una bronca de su padre la misma mañana de la doble boda, y es que está empeñada en asistir a la boda con un 'look' similar al que lleva Alaska en el programa ‘La bola de cristal’.

Ya en la iglesia, todos los invitados esperan a los novios; incluida Luchi (Elisabeth Larena), que se presenta por sorpresa en la ceremonia con un secreto que está deseando desvelar a la futura esposa de su padre. Pero cuando la boda debería haber empezado nadie sabe dónde está Inés...

Para este último episodio, TVE ha creado una etiqueta, #CuentameBoda, para que los seguidores de la serie puedan comentar la trama en Twitter. También ha abierto un concurso en el que se puede ganar  un número especial de la revista '¡Hola San Genaro!' y camisetas de la serie.

BUENA AUDIENCIA

Pese a ser la serie más longeva de la historia de la televisión en España (se estrenó en el 2001), a ‘Cuéntame cómo pasó’ no parece que le pesen los años: cierra su 17ª temporada con una una media de audiencia del 17,1% en el conjunto de España (un punto más que la anterior entrega), y con una media de 3.192.000 espectadores. Según los datos de TVE, un 45% de la población española (20.318.000 de personas) ha sintonizado con algún capítulo de esta temporada.

Eso sí, la asignatura pendiente de 'Cuéntame...' continúa siendo Catalunya, donde tiene un seguimiento proporcionalmente mucho menor que en el global de España. El último episodio emitido el pasado 12 de mayo, reunió a una media del 11,1% de cuota (291.000 espectadores), seis puntos de 'share' por debajo de la media española.