Ir a contenido

entrevista

Marcel Ress, ganador de 'Top chef': "Yo ni siquiera me quería presentar al concurso"

El cocinero alemán considera a su compañero Oriol "una caja de sorpresas" y asegura que la mayor amistad que se lleva del programa es la de Sergio

Marisa de Dios

Marcel Ress, ganador de Top chef. 

Marcel Ress, ganador de Top chef.  / RAÚL GUERRERO / ATRESMEDIA

Alberto Chicote, jurado de 'Top chef', definió a Marcel como un cocinero “con nervios de acero” y con una gran “delicadeza y sutileza” en sus creaciones, unas cualidades que le han llevado a ganar la tercera temporada del concurso gastronómico de Antena 3. Tras dejar hace dos meses el restaurante mallorquín en el que trabajaba como jefe de cocina, a este joven alemán, de 27 años, se le acumulan los proyectos.

--¿Se veía ganador de 'Top chef'?

--Sinceramente no. Al final tuve un poco de suerte, creo yo.

--No solo habrá sido suerte.

--Bueno, siempre se necesita un poco de suerte. De hecho, yo ni siquiera me quería presentar al programa. Fue el equipo de mi restaurante de Mallorca el que me animó, sobre todo mi segundo en la cocina, Pablo, que rellenó la solicitud. Al final me eligieron entre los 16 últimos candidatos y entré al programa. Mi meta era quedar entre los 10 mejores, pero nunca pensaba que llegaría tan lejos.

--En cambio, sus compañeros en 'Top chef' siempre le han considerado el gran rival a batir.

--Yo soy una persona muy reservada pero, después de dos semanas de competición, al ver de qué restaurante venía y de lo que habíamos conseguido allí y comprobar que el jurado estaba contento con mis  platos, me empezaron a considerar un rival muy fuerte.

--¿Tuvo muchos nervios en la final contra Alejandro?

--Al ser una final, claro que tenía nervios. Y estaban mis padres y mis amigos allí, observándome, me jugaba mucho… Así que estaba un poco más nervioso de lo normal. Pero después me ponía a cocinar muy concentrado.

--¿Tampoco se descolocó en los últimos minutos de la prueba final, cuando a su equipo se le cayó una bandeja con varias raciones del primer plato que habían preparado?

--Como lo hice muy al estilo alemán, y preparé varias raciones más para estar seguro, aunque se cayera la bandeja pudimos sacarlo todo bien.

--En la décima semana de competición estuvo a punto de irse del programa. De hecho, iba a ser expulsado pero se salvó in extremis porque no echaron a nadie ese día. ¿Sufrió mucho?

--Fue un programa muy complicado para mí, estaba un poco de bajón con tanta presión del jurado y con tantas horas que llevaba metido ahí. Estaba convencido de que me iba.

--Le dieron una segunda oportunidad.

--Me costó unos minutos asumir que no me iba, porque creía que sí. Entonces pensé: ahora, ¡a seguir luchando todavía más!

Más vídeos en Antena3

--¿Qué ha supuesto para usted esta victoria?

--Lo que más me llevo de este programa es ver cómo mi gente estaba apoyándome desde el primer momento y saber que puedo contar con ellos siempre.

--Su mayor fan en el concurso ha sido su compañero Oriol, aunque la relación con él no ha sido fácil y le ha sacado en alguna ocasión de sus casillas. ¿Qué opinión tiene de él?

--Ahora somos amigos, nos hablamos de vez en cuando y sé que es buena persona. Pero al principio me costaba porque a veces se le va la olla y no puedes hablar  con él. Después de la prueba que hicimos en Estambul se calmó un poco y cogió mucha confianza conmigo, porque a raíz de ahí fuimos pasando mucho tiempo juntos y yo era prácticamente la única persona con la que hablaba, porque no se llevaba muy bien con Maripaz, Sergio, Alejandro y Luca.

--¿Le hubiera gustado tenerlo en su equipo en la final? Aunque los compañeros que le tocaron eran los que usted dijo que prefería: Sergio y Álex.

--El problema de Oriol es que no es una persona que siempre  esté a un mismo nivel. En el programa, era como una caja de sorpresas: un día estaba muy concentrado y hacía un plato para ganar la prueba y otro día no estaba en su sitio y no hacía nada bien.

--Así que en la final, mejor no jugársela.

--Exacto. Además, yo tenía muy claro a quién quería en mi equipo porque la amistad más grande que me llevo de 'Top chef' es con Sergio. Aunque en el programa no se haya visto así, desde que llevábamos muy pocas semanas congeniábamos muy bien porque pensamos lo mismo en la gastronomía. Ahora hablamos varias veces por semana, he ido a su restaurante a cenar, conozco a su familia, sé que es muy buena persona, estamos ayudándonos siempre y seguramente este año haremos un par de eventos juntos.

--¿Qué tipo de eventos?

--Seguramente lo voy a llevar como asesor gastronómico, a partir de abril, a la escuela de cocina en Santa Maria de Mallorca en la que estaré. Y probablemente también esté en todas las ferias en las que vamos a hacer talleres de cocina.

--Tiene un montón de nuevos proyectos porque en octubre dejó el restaurante en el que trabajaba como jefe de cocina, el Simply Fosh, con una estrella Michelin, en Palma de Mallorca.

--A principios de temporada hablé con mi segundo en la cocina y decidimos que queríamos hacer un cambio. Llevaba seis años trabajando en el restaurante, tenía mucha presión siempre y necesitaba descansar un poco. Entonces dejé el trabajo para empezar otro proyecto y conseguir metas más grandes.

--¿Cómo será ese nuevo proyecto?

--Una cosa que ya tengo cerrada es hacer un asesoramiento gastronómico en una escuela de cocina en Santa Maria de Mallorca. Voy a hacer mi propio taller para enseñar a la gente a cocinar, realizando eventos privados para unas 20 personas, en los que la gente podrá vernos cocinar. Aparte de esto, estamos pensando, aunque todavía no es seguro, tener un bistrot en Mallorca y coger algún sitio en la Península.

--¿En Madrid o Barcelona?

--Todavía no está decidido. Hemos visto un par de sitios pero tenemos que ver algunos más.

Temas: Top Chef

0 Comentarios
cargando