UN PERSONAJE HISTÓRICO

Los últimos días de Companys

Carles Marques-Marcet rueda en Montjuïc la película '13 dies d'octubre' para TV-3

Companys, a quien da vida Carles Martínez, recibe los tiros de gracia.

Companys, a quien da vida Carles Martínez, recibe los tiros de gracia. / TVC

1
Se lee en minutos
INÉS ÁLVAREZ / BARCELONA

El pelotón de fusilamiento dispara y el 'president' Lluís Companys yace en el suelo. Uno de los soldados se le acerca, le da dos tiros de gracia y muere.  La imagen de su cuerpo sin vida es captada por un móvil en cuya pantalla aparece una fecha  anacrónica: 18 de mayo del 2015. Y es que casi 75 años después de que ocurrieran esos trágicos hechos (se cumplen en octubre), TVC, Batabat y Lastor Media ruedan '13 dies d'octubre'un telefilme que recrea los últimos días del 'president' de la Generalitat en Montjuïc. El lunes, jornada de rodaje, el foso del castillo era su escenario natural.

Dirigido por el ganador del Goya al mejor director novel por '10.000 kilómetros'Carles Marques-Marcet -el otro director, Oriol Broggi, tuvo que abandonar el proyecto- y con un reparto encabezado por habituales del teatro como Carles Martínez, Òscar Muñoz y Clara Segura, el telefilme revive esas jornadas en las que Companys (Martínez) estuvo encerrado en una celda del castillo, con el único apoyo de Ramón de Colubí (Muñoz), su inexperto abogado militar, y de Ramona, una de sus hermanas (Segura).

La historia, contada desde la perspectiva del letrado, muestra el lado más humano de Companys. «De Colubí se implica personalmente en el proceso y se hacen amigos -dice Muñoz-. Es el poli bueno, porque es franquista, pero es quien le defiende. Y cree en la justicia».

Martínez confiesa que para él es «un orgullo» dar vida al mito, aunque ya está acostumbrado, pues desde hace 26 años representa el espectáculo 'Cambó/Companys'. «Durante este tiempo me he ido documentado de forma espontánea y ahora se ha producido esta casualidad», afirma el actor, a quien el telefilme le confirma «la parte humana, campechana y romántica» del político.

Noticias relacionadas

Segura interpreta a una mujer que busca sin descanso a su hermano hasta encontrarlo en Montjuïc. «Es una película masculina y, a veces, se necesita la expresión de la emotividad más femenina», dice.

Para Marques-Marcet, quien reconoce que «no tenía ni idea» de la historia -«sabía que lo mataban, pero no  que lo fusilaban»-, este trabajo le está sirviendo para experimentar una mezcla del registro naturalista que caracteriza su cine con una cierta estilización. Y para conocer mejor a Companys, claro.

Temas

Cine