10 ago 2020

Ir a contenido

'30 minuts'

Cuatro visiones distintas del 9-N

Tres españoles vivieron desde dentro la consulta soberanista

MARISA DE DIOS / BARCELONA

Imagen del reportaje de ’30 minuts’ ’Benvinguts al 9-N’.

Imagen del reportaje de ’30 minuts’ ’Benvinguts al 9-N’. / TVC

Una consulta (9-N) y cuatro visiones distintas de ella. Eso es lo que mostró anoche '30 minuts' en el reportaje 'Benvinguts al 9-N', que se convirtió en lo más visto del día en Catalunya con 635.000 telespectadores y un 18,2% de cuota de pantalla, superando incluso a 'Salvados' o a la taquillera película 'Los juegos del hambre'.

El veterano informativo de TV-3 invitó a tres personas de distintos puntos de España y de diferentes ámbitos profesionales a vivir el 9-N desde dentro: Fernando, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de ValladolidMario, un joven recién licenciado en Historia por la Universidad de Extremadura, y Ramón, un pequeño empresario textil valenciano.

Y lo hicieron contando como anfitriona y guía con Anna, miembro de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), que les mostró la visión de la consulta de los partidarios de la independencia.

"Mi idea de España es positiva, amable y rica", comenzó explicando Fernando. "¿Si los catalanes tienen derecho a ser consultados? Desde el punto de vista jurídico, no", declaró tajante.

"El España nos roba es falso"

"Yo soy español, cacereño, extremeño y europeo", se describó por su parte Mario, que durante el programa insistió en que el argumento de que a los catalanes "les roba el resto de España" es falso.

Mientras, Ramón incidió en los efectos económicos que supondría la independencia. "La economía pasa por que estemos juntos", se justificó.

La primera visita de los tres protagonistas fue al acto del final de la campaña Ara és l'hora, donde pudieron conversar con Oriol Junqueras (ERC) ("Yo tengo muchos compañeros de partido nacidos en Valladolid", les dijo) y Carme Forcadell, presidenta de la ANC ("La independencia creo que es algo que deberíamos votar todos los españoles", le reclamó Mario).

"La independencia es el opio del pueblo catalán"

Los tres tuvieron también la oportunidad de reunirse con catalanes de su mismo ámbito profesional favorables a la consulta. Fernando fue contundente después de hablar con el juez Santiago Vidal: "La independencia es el opio del pueblo catalán", sentenció.

Tras asistir a una representación de 'Polònia, el musical', Fernando, Mario y Ramón acompañaron a Anna a centros de votación en Sants, Rubí y Berga. En esta última localidad, a Fernado le chocó que hubiera casetas de obra en el colegio electoral, algo que pensaba que no ocurría en Catalunya. "Esto no pasa en Castilla", anunció.  

Después de su periplo por el 9-N (y con una botella de ratafía y un libro de 1714 que Anna les regaló como despedida), los protagonistas reflexionaron sobre esta inmersión en el terreno independentista y sacaron conclusiones muy dispares.

"Carta a los Reyes Magos"

Mientras que Fernando destacó que había visto "a mucha gente depositando en la urna sus ilusiones, como si la urna hubiese sido su carta a los Reyes Magos, algo que no hay que despreciar", Mario se marchó con "tristeza" al comprobar la cantidad de catalanes "que se sienten lejos de España". Ramón también resaltó que las "cosas están muy tensas y radicalizadas".