tú y yo somos tres

«¡Ayúdame Alberto!»

El cocinero Manolo, con Chicote (’Pesadilla en la cocina’, La Sexta).

1
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

Ha cerrado temporadaPesadilla en la cocina(La Sexta), y lo ha hecho con un ejercicio que en casa nos ha parecido tierno y sensible. Esta vez no ha habido mal rollo, ni suciedad, ni ratones incrustados en el lavavajillas. Esta vez el problema del restaurante elegido (El pozo viejo, en Marbella) era de agobio, de desesperación, de angustia. El cocinero del lugar,Manolo, estaba abrumado ante el peso de su responsabilidad, y le imploraba aChicote:«Ayúdame Alberto, ayúdame», y rompía a llorar como un niño. ¡Ah! Nos ha conmovido esteManolomarbellí. Cocina bien, es limpio, tiene un corazón enorme, pero zozobraba bajo el peso de su tarea, de su compromiso.Chicotepracticó sobre él una terapia estupenda. Hizo que se viniera arriba. Y al final, exclamabaManolo, con orgullo, refiriéndose a sí mismo:«¡Aquí hay un tío con dos güevos como los toros Miura!». O sea, queAlberto Chicote, la criatura televisiva revelación de la temporada, ha concluido su primera etapa haciendo de psicólogo más que de maestro cocinero. Le ha salido un programa dulce. Repostería fina.

Noticias relacionadas

VIDAL QUADRAS .-En vista de algunas opiniones y análisis que se publican acerca de que ahora mismo en la cúpula del Partido Popular hay dos universos enfrentados: el PPlínea dura(Esperanza Aguirre, Mayor OrejayVidal Quadras) y el llamado PPpop(RajoyyCospedal), le preguntóJordi GonzálezaDon Alejo (El gran debate,T-5), qué tal se llevaba con la secretaria general del partido, o sea, conMaría Dolores de Cospedal. Contestó:«No hablo con ella. Parece que a ella no le interesa hablar conmigo. No le debo caer bien». Hombre, que la secretaria general del PP y el vicepresidente del Parlamento Europeo por el PP se ignoren y no se digan ni pío es significativo. No obstante, lo más resaltable es queVidal Quadraslo contaba sin la más mínima tristeza. Yo diría que hasta con alegría. ¡Ahh!

AUDIENCIA CANINA.- Ha salido una señora en TV-3 diciendo que el otro día vio cómo sus perritos cambiaban de canal y poníanEls matins.Helena Garcia Meleroquedó muy sorprendida, peroEmpar Moliner, maravillada, dijo: «Els gossos et miren molt a tú Helena, molt». Recuerdo que en septiembre de 1998, en BTV, enseñaron a un pastor que ponía la tele a sus ovejas. Decía que comían más y engordaban más deprisa. ¡Ah! Son datos muy bonitos. Reconfortan. Es la audiencia del futuro.