Elon Musk logra que un mono controle un videojuego con la mente

  • La compañía Neuralink implanta un chip en el cerebro de un macaco y utiliza tecnología con Inteligencia Artificial para conectarlo a un ordenador

Pager, el macaco utilizado por Neuralink para jugar mentalmente al Pong

Pager, el macaco utilizado por Neuralink para jugar mentalmente al Pong / Youtube

Se lee en minutos

Conectar el cerebro humano a los ordenadores para alcanzar el control mental. Esa es una de las múltiples fijaciones del ingeniero y magnate multimillonario Elon Musk, que en 2017 puso en marcha la firma tecnológica Neuralink para lograr lo que sería un hito científico. Cuatro años después, ese sueño parece un poco menos ciencia ficción. Y es que la compañía ha publicado los detalles de un experimento que ha culminado con un mono jugando al videojuego Pong tan solo con su cerebro.

Neuralink ha utilizado un macaco apodado Pager para demostrar su progreso. Al animal se le implantó un chip a ambos lados de su cerebro que registra su actividad neuronal. Una tecnología de sensores desarrollada por la compañía con Bluetooth detecta las señales que ese chip emite.

Primero, el macaco juega un juego utilizando un joystick, una palanca de mando para controlar el movimiento de una pelota que tiene que colocar dentro de una casilla naranja. Como recompensa, el animal es alimentado con un zumo de plátano. Eso ha hecho que el mono aprenda a resolver los problemas planteados por la máquina. Algo que le permite pasar a un nivel más exigente y jugar al Pong.

Neuralink ha ido un paso más allá y ha utilizado las distintas señales mandadas por el cerebro del mono para que una tecnología de Inteligencia Artifical (IA) pueda crear patrones de forma automática para así poder anticipar hacia qué dirección moverá el mando. Cuando a Pager se le retiró el mecanismo de control, siguió jugando, pero entonces las decisiones de su cerebro ya no las ejecutaba su mano, sino la tecnología de Neuralink que leía esos estímulos para trasladarlos al videojuego.

Simbiosis humano-máquina

En 2019 Neuralink presentó sus implantes cerebrales y en 2020 anunció la creación de una versión sin cableado. Esa tecnología se probó entonces con cerdos y se logró captar los datos neuronales que emitían.

Noticias relacionadas

El objetivo final de la compañía fundada por Musk, también padre de Tesla y una de las mentes detrás de PayPal, es desarrollar una tecnología que pueda utilizarse en humanos para dar a personas con parálisis la capacidad de controlar ordenadores. Sin embargo, también se ha puesto como meta otras intenciones como controlar tu teléfono móvil o un teclado virtual con el cerebro. Eso, según Musk, también podría abrir la puerta al control de otros dispositivos como piernas ortopédicas, lo que permitiría que parapléjicos volviesen a andar.

Sin embargo, las promesas del magnate y Neuralink aún están lejos de cumplirse. Musk ha dicho que espera empezar a realizar experimentos de esa tecnología con humanos este año, pero anteriormente ya puso como fecha el 2019.