Ir a contenido

250.000 EUROS

Multazo a LaLiga por 'espiar' con su aplicación

La Agencia de Protección de Datos sanciona a la entidad deportiva por utilizar su 'app' para rastrear los bares que piratean las retransmisiones de fútbol

Emisión de un partido de fútbol en el televisor de un establecimiento público.

Emisión de un partido de fútbol en el televisor de un establecimiento público. / ARCHIVO

Tras un año de investigación, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha sancionado con 250.000 euros a LaLiga por una infracción del principio de transparencia a la hora de informar en su 'app' oficial sobre el uso de la funcionalidad del micrófono en los teléfonos móviles en el momento de su activación.

Según la AEPD, esta aplicación de LaLiga, que permite a los más de cuatro millones de abonados al servicio seguir en directo los resultados de la jornada de fútbol (a través de sus teléfonos), se ha utilizado para escuchar las conversaciones de los usuarios para intentar localizar aquellos establecimientos públicos que ofrecen partidos de la Liga con señales pirateadas.

Esta función, que la AEPD considera una recopilación de datos personales, permite a LaLiga localizar y conectar remotamente el micrófono del usuario que tenga instalada su 'app', y grabar el sonido ambiente de su entorno, para captar si hay una emisión de un partido televisado, y si esta es pirata.    

Tras conocer la sanción, LaLiga ha anunciado este martes, 11 de junio, que acudirá a la vía judicial porque discrepa "profundamente" de la decisión y rechaza la sanción impuesta por "injusta". "La AEPD no ha realizado el esfuerzo necesario para entender cómo funciona la tecnología", ha criticado.

LaLiga ha asegurado que impugnará judicialmente la resolución "para demostrar que su actuación ha sido en todo momento conforme a derecho y responsable" y ha argumentado que ha cumplido "en todo momento con los principios y requisitos" establecidos en el Reglamento General de Protección de Datos y la Ley Orgánica de Protección de Datos y de Garantías de los Derechos Digitales, y en las guías y directrices publicadas hasta la fecha por las autoridades de control, incluida la AEPD.

La entidad deportiva ha defendido que, para que la funcionalidad del micrófono esté activa, "el usuario tiene que otorgar expresa, proactivamente y en dos ocasiones su consentimiento, para lo cual es debida y detalladamente informado, por lo que no se puede atribuir a LaLiga falta de transparencia o información sobre esta funcionalidad". Además, ha recalcado que aquellos que no presten el consentimiento pueden igualmente seguir utilizando la 'app' "sin ninguna limitación".

Imposibilidad técnica

En este sentido, ha recordado que, en su escrito de alegaciones, explicó que la tecnología utilizada está diseñada "para generar exclusivamente una huella de sonido concreta ('fingerprint' acústico)". "Esta huella digital solo contiene el 0,75% de la información, desechando el 99,25% restante, por lo que es técnicamente imposible interpretar la voz o conversaciones humanas. Dicha huella se transforma en un código alfanumérico ('hash'), que no es reversible al sonido original.

"El funcionamiento de la tecnología ha sido avalado por un informe pericial independiente, que entre otros argumentos favorables a la posición de LaLiga, concluye que esta tecnología 'no permite que LaLiga pueda conocer el contenido de ninguna conversación ni identificar a sus potenciales hablantes'", añade la entidad.

Además, según LaLiga, el informe agrega que este mecanismo de control del fraude "no almacena la información captada del micrófono del móvil" y "la información captada por el micrófono del móvil es sometida en el mismo a un complejo proceso de transformación cuyo resultado es irreversible".

"Toda esta tecnología se implementó para alcanzar un fin legítimo, que es cumplir con la obligación de LaLiga de velar por la preservación de las condiciones de comercialización y explotación de los derechos audiovisuales", ha argumentado.

Asimismo, LaLiga ha defendido que "no estaría actuando diligentemente si no pusiera todos los medios y tecnologías a su alcance para luchar contra la piratería". "Se trata de una tarea especialmente relevante teniendo en cuenta la enorme magnitud del fraude al sistema de comercialización, que se estima en unos 400 millones de euros anuales aproximadamente", ha subrayado.

La AEPD ordena a LaLiga introducir mecanismos que refuercen el conocimiento por parte del usuario del momento en que esta funcionalidad esté en uso. "Ya no procede la aplicación de las modificaciones que indica la AEPD, porque esta funcionalidad dejará de ser utilizada al finalizar la presente temporada (30 de junio), como estaba inicialmente previsto", ha aclarado la entidad deportiva.

Finalmente, LaLiga ha anunciado que continuará testando e implementando nuevas tecnologías e innovaciones que le permitan mejorar la experiencia de sus aficionados y "luchar contra esta gravísima lacra que es la piratería".