13 ago 2020

Ir a contenido

SENER aporta su tecnología al satélite que medirá la temperatura terrestre

EFE

El grupo vasco de ingeniería y tecnología SENER aportará el mecanismo para el radiómetro de la temperatura de la superficie marina y terrestre de satélite Sentinel-3B, que se lanzará mañana, 25 de abril, y que ofrecerá una cobertura máxima para determinar con una alta precisión y fiabilidad la temperatura terrestre.

Este es uno de los objetivos principales de la misión Sentinel-3, enmarcada en el programa europeo Copernicus de observación de la Tierra, una iniciativa liderada por la Comisión Europea en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA).

La empresa vasca ha contribuido con tecnología en los dos satélites Sentinel-3 (el 3A y el 3B), para los que ha desarrollado el mecanismo selector de un espejo FMS (Flip Mirror Subsystem) para el radiómetro de la temperatura de la superficie marina y terrestre SLSTR (Sea and Land Surface Temperature Radiometer).

Según ha informado la empresa en un comunicado, el mecanismo selector del FMS sitúa un espejo alternativamente en dos posiciones a alta velocidad y con gran precisión, lo que permite al instrumento SLSTR emplear una técnica de visión dual que proporciona mayor cobertura que su predecesor, la sonda Envisat/AATSR.

SENER ha desarrollado el concepto tanto del mecanismo como de su control y de la electrónica que lo implementa, dando lugar a un mecatrón (mecanismo más electrónica) cuya precisión, repetibilidad y estabilidad incide directamente sobre la calidad de la imagen del instrumento.

Este mecatrón está dotado de una alta velocidad de giro, imprescindible para proporcionar la secuencia de imágenes especificada a lo largo de la órbita, y las prestaciones deben mantenerse tras más de 700 millones de ciclos durante los siete años de vida útil del instrumento.