Ir a contenido

COMPETENCIA

Huawei demanda a Samsung por violación de patentes en telefonía móvil

La firma china reclama una compensación económica por el uso indebido de 12 tecnologías patentadas

Richard Yu, de la compañia china Huawei, en la presentación del Matebook en el Mobile World Congress.

Richard Yu, de la compañia china Huawei, en la presentación del Matebook en el Mobile World Congress. / JORDI COTRINA

La compañía tecnológica china Huawei ha anunciado la presentación de dos demandas contra la empresa surcoreana Samsung por violación de 12 patentes sobre telefonía móvil.

En sus demandas, presentadas en Shenzhen (sur de China) y en un tribunal federal del norte de California (EEUU), Huawei busca una compensación económica por lo que considera vulneración de sus derechos de propiedad intelectual por parte de Samsung, indicó en un comunicado.

Una fuente de la compañía china declinó detallar a Efe el montante de la compensación que busca con estas demandas. Huawei dijo que está comprometida a dar licencias de uso de sus patentes en términos "justos, razonables y no discriminatorios".

El responsable del Departamento de Derechos de Propiedad Intelectual de Huawei, Ding Jianxing, insistió en la nota en que su compañía mantiene acuerdos de licenciamiento cruzado de patentes con "docenas de nuestros competidores".

Huawei no ha logrado un acuerdo con Samsung en las negociaciones sobre ocho patentes de estándares de redes móviles y otras cuatro sobre teléfonos inteligentes, por lo que se vio abocada a emprender la vía judicial, añadió la fuente de la compañía china.

En el 2015, la compañía china encabezó por segundo año consecutivo la lista de empresas con más patentes presentadas en todo el mundo, con un total de 3.898, según estadísticas de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) citadas por Huawei en su comunicado.

También afirmó que en el 2015 gastó un total de 9.200 millones de dólares (un 15% de sus ingresos) en investigación y desarrollo.

Huawei, fundada en 1987, es actualmente el tercer mayor fabricante de teléfonos móviles del mundo, tras Apple y Samsung, y por delante de otras marcas chinas como Xiaomi Oppo.