Ir a contenido

EL ADN de la semana

Síntesis

Pere Puigdomènech

Recientemente se ha hablado mucho de vida artificial y de una nueva era para la biología. Es la consecuencia de un artículo de Craig Venter, publicado en Science, en el que se demostraba que había conseguido que un microorganismo, un micoplasma, funcionara gracias a un ADN sintético. Es un resultado interesante, pero es un paso más en un camino que comenzó hace mucho.

En los inicios de la filosofía natural se trazó una distinción fundamental entre objetos vivientes y no vivientes. Para algunos filósofos, las propiedades de los seres vivos parecen tan diferentes de las de las piedras que deberían tener una «fuerza viva» o «alma». Esta visión dejó de sustentarse en 1828. Aquel año, el químico alemán Friedrich Wöhler descubrió que se podía sintetizar urea, sustancia que producimos en la orina, a partir de una sal del amoniaco. Durante la primera guerra mundial, otro alemán, Fritz Haber, desarrolló una reacción de síntesis para producir amoniaco a partir del nitrógeno del aire. Alemania dejó de depender de importaciones de nitratos para producir abonos y explosivos.

En el siglo XX, la física fue descubriendo con mayor precisión la estructura de la materia y se predijo que en algún momento entenderíamos cómo funcionan los organismos según las leyes de la química y la física. Cuando en 1953 se descubrió cómo se transmite la información hereditaria, gracias al estudio de la estructura del ADN, se confirmó esta idea. Veinte años después se desarrollaron tecnologías para modificar el ADN de bacterias, animales y plantas, y desde los años 80 lo podemos hacer con fragmentos de ADN producidos por síntesis química para instrumentos que lo hacen de forma automática.

Ahora estamos conociendo como está hecho el genoma de microorganismos, plantas y animales, entre ellos los humanos. Se acaba de publicar la síntesis del genoma de un microorganismo y se ha demostrado que funciona. Es un paso más para contestar a la pregunta de cómo funcionan los seres vivos y para usar ese conocimiento para responder a cuestiones que sin duda se presentarán en los tiempos que se avecinan.

0 Comentarios
cargando