José Ramón Mora Parra

El exnovio de la 'Reina de la Coca' acepta nueve años y medio de cárcel tras admitir que lideró una red narcotraficante

El tribunal, que no pudo juzgarle junto a Cameno por estar en rebeldía, le aplica la atenuante por drogadicción

El exnovio de la 'Reina de la Coca' acepta nueve años y medio de cárcel tras admitir que lideró una red narcotraficante
3
Se lee en minutos
EP

José Ramón Mora Parra, el que fuera pareja de la conocida como 'La Reina de la Coca', ha aceptado una condena de 9 años y 6 meses de cárcel después de reconocer que, junto a la propia Ana María Cameno, lideró una red de narcotráfico que en 2014 vendió más de 100 kilos de cocaína por unos 15 millones de euros.

Mora, que se enfrentaba a una petición de 21 años de cárcel en el juicio que se celebró este mismo año en la Audiencia Nacional, se dio a la fuga y fue declarado en rebeldía por el mismo tribunal que, este mes de septiembre, condenó a 16 años de prisión a 'La Reina de la Coca'.

El acusado reapareció una vez dictado el citado fallo y la Audiencia Nacional señaló vista para su enjuiciamiento, que se celebró el pasado 27 de octubre. De cara a la vista oral, Mora accedió a colaborar con la Fiscalía y reconoció "en su totalidad su responsabilidad" por los hechos que se le imputaban.

Así se desprende del fallo, al que ha tenido acceso Europa Press, que le condena a 9 años y 6 meses de prisión por delitos contra la salud pública, blanqueo y tenencia ilícita de armas. Además de la atenuante de confesión tardía, a Mora también se le aplicó la atenuante de drogadicción, puesto que "en el momento de cometer" los hechos "tenía sensiblemente minoradas sus facultades intelectivas y volitivas como consecuencia del consumo de estupefacientes, en particular, cocaína".

Los hechos probados del fallo que condena a Mora dibujan el mismo relato que la Sección Segunda de la Sala de lo Penal ya esbozó en el fallo por el que condenó a 'La Reina de la Coca'. Los magistrados comienzan su exposición explicando que, en 2013, la Guardia Civil descubrió que Cameno, que ya había sido encausada en distintas operaciones de narcotráfico, se dedicó a pesar de estar en libertad vigilada a la "distribución y venta a terceros de importantes cantidades de cocaína".

Instrucciones para recoger la droga

En el desarrollo de esa actividad, Cameno "mantenía contactos regulares con suministradores y con encargados del transporte de la sustancia" y, "junto con la que era su pareja sentimental en aquel momento --el propio Mora--, se ocupaba de los pagos correspondientes a las ventas de esta sustancia, así como de los contactos con la red encargada de darle soporte técnico, jurídico y financiero".

Para el transporte de la cocaína Cameno "hacía uso de distintos vehículos, siempre a nombre de terceros, que habían sido manipulados para alojar en una caleta oculta" la droga. Estos coches, a su vez, "eran conducidos por otros miembros o colaboradores de su organización criminal, a quienes Cameno o Mora daban instrucciones para recoger la droga y entregarla a los compradores".

"Por tanto, la organización criminal liderada, junto con su pareja sentimental en aquel momento Mora, por Cameno, además de éstos, como estructura base permanente, se completaba con otras personas, queintervenían en cada concreta operación, que se integraban en la organización, además de aquellos otros que actuaban como colaboradores habituales de aquella", relata el fallo.

Noticias relacionadas

El mismo recoge que en una vivienda de la que Cameno y Mora "disponían se intervinieron un total de 49 paquetes de sustancia estupefaciente, distribuidos en maletas en distintas estancias, que analizada resultó ser cocaína, con un peso neto total" de cerca de 45 kilos y "una pureza del 56%, con un valor de mercado" de 5,8 millones de euros. Además, los agentes encontraron una pistola con silenciador, 28 teléfonos móviles, una báscula de precisión y una prensa hidráulica con moldes.

El tribunal señala que "los hechos declarados probados se deducen del reconocimiento de los hechos realizado por el acusado" en el juicio oral celebrado a finales del mes de octubre, y que a su vez "se encuentra corroborado por las pruebas que se han practicado en el presente proceso".