Rescate

Dos chavales, a la deriva y empujados mar adentro sobre una tabla de surf en Alicante

La policía rescata a los dos chicos, que, pese a que remaban sin parar, no lograban acercarse a la orilla

Dos chavales, a la deriva y empujados mar adentro sobre una tabla de surf en Alicante

Epi_rc_es

1
Se lee en minutos
A. P. F.

Los dos chicos vivieron momentos de gran angustia. Remaban y remaban (solo tenían un remo) pero no lograban acercarse a la costa. Al contrario, el viento los arrastraba mar adentro.

Agentes del Servicio de Vigilancia Marítima de la Policía de Dénia rescataron ayer, sobre las 17.30 horas, a dos jóvenes que iban a la deriva sobre una pequeña tabla de surf. La marea y el viento los arrastraban. Ya estaban a media milla de la playa.

Los agentes realizaban labores de vigilancia en las zonas de baño balizadas, en concreto en las playas de Punta Molins y l'Almadrava. Vislumbraron lejos de la costa un objeto que podía ser una tabla de surf y a dos personas sobre ella. Al aproximarse, comprobaron que, efectivamente, dos chavales estaban en apuros. No lograban alcanzar la costa. Estaban asustados.

Los agentes los rescataron. Los subieron a bordo de la embarcación de Vigilancia Marítima y los llevaron a la playa de Punta Molins, donde se hallaban sus padres.

Los responsables de este servicio de Vigilancia Marítima han insistido en que los usuarios de "artefactos flotantes" (tablas, kayaks e incluso colchonetas) deben conocer las condiciones de viento y oleaje y mareas antes de hacerse a la mar. Es fundamental que se cercioren si el viento los va a alejar de la costa. Además, deben avisar siempre a un familiar o un amigo de que salen a la mar y de la hora en la que van a regresar. De este modo, alguien en tierra puede dar el aviso a los servicios de emergencia.

Noticias relacionadas

Igualmente es recomendable hacerse a la mar con algún sistema que permita avisar si se tiene alguna emergencia (un teléfono móvil con funda estanca, por ejemplo).

Los responsables de la Vigilancia Marítima también advierten de que si se va a la deriva sobre un "artefacto flotante" no hay nunca que abandonarlo, sino que hay que permanecer sobre él intentando alcanzar la orilla y a la espera de que los servicios de emergencia localicen al bañista.