Investigación

Juana Canal, desaparecida hace 19 años: "Han tardado tres años en decirnos que habían encontrado los restos de mi hermana"

La mujer desapareció en 2003 en Madrid, sus huesos se hallaron en Ávila en 2019, pero hasta la semana pasada no se lo comunicaron a su familia

Juana Canal, desaparecida hace 19 años: "Han tardado tres años en decirnos que habían encontrado los restos de mi hermana"

Epi_rc_es

4
Se lee en minutos
Tamara Morillo
Tamara Morillo

Periodista

ver +

"No hay palabras que describan lo que sentimos", explica, como puede, Ana María Canal. Está impactada, como lo están todos en casa. No solo por el hallazgo, por haber localizado a Juani, como adelantó CASO ABIERTO, tras casi dos décadas de búsqueda, que también, sino porque su hermana fuera hallada hace tres años y nadie se lo comunicara hasta ahora. "Apareció en 2019 y nos lo dicen tres años después. ¿Qué ha pasado? ¿Por qué?".

Juana Canal desapareció en Madrid hace 19 años. Se encontraron sus restos en Ávila en 2019, la identificaron por ADN en 2020 y la alerta por su ausencia se desactivó el 28 de junio de 2022. "Nos llamaron, nos dijeron que habían encontrado sus restos, nada más... Nos hemos enterado, viendo los informativos, de que mi hermana apareció en 2019. Hemos tenido casi tres años de silencio, ¿por qué?".

Juani era amante de la música, como todos en casa. / Foto cedida por la familia a CASO ABIERTO

Mayo de 2019. Un senderista camina por un monte cercano a Ávila y encuentra unos restos que no tienen que estar ahí. Parecen humanos. Acertado, el hombre llama a la Guardia Civil. Varios agentes se presentan en el lugar y los recogen, para ser analizados por el servicio de criminalística. Ana María, hermana de Juana Canal, mientras tanto, sigue compartiendo la alerta de su hermana. Poniendo en Facebook sus fotos, sus recuerdos, luchando, prometiendo que nunca dejaría de buscar.

Enero de 2020. Se completa el análisis, el resultado de ADN da positivo: los restos pertenecen a Juana Canal, la mujer del barrio de Ciudad Lineal que desapareció en 2003. La policía llevaba cerca de 20 años tratando de encontrar respuestas. La familia, esperando noticias. No llegan. Ana María, el resto de sus hermanos, su hijo... La búsqueda no cesa, la misma promesa: "no vamos a dejar de buscar".

Marzo de 2022. Un reportaje en CASO ABIERTO, portal de sucesos e investigación de Prensa Ibérica, recuerda que la madrileña sigue desaparecida. La familia, ajena a todo, vuelve a luchar para hacer memoria, reactivar su búsqueda, que nadie olvide que Juana Canal sigue sin estar. Tres meses después, la Policía Nacional llama a la familia: "hemos encontrado los restos de Juana en Ávila". Sorpresa, impacto y shock. La noticia duele y alivia a partes iguales: "es demoledora, pero al menos tenemos el descanso de no ir por la calle, de buscarla y buscarla...", contaba Ana María a CASO ABIERTO. La investigación es opaca, todo está abierto, no pueden decir más. Los medios de comunicación se hacen eco, es por ellos por los que la familia se entera de que los restos de Juani no aparecieron cuando los llamaron, sino años antes: "no nos lo podemos creer".

"A todo este dolor: el de buscar, no saber.... ¿le añadimos más todavía?". Ana María, rota, pone voz al resto de familia. No entienden porqué si en 2020 sabían que Juana había aparecido, se lo comunican en 2022: "error en la comunicación entre cuerpos policiales (el hallazgo se produce en demarcación de Guardia Civil y el caso lo lleva Policía Nacional), demora por parte del juzgado, fallo entre los cuerpos policiales y el juzgado... no sé, la verdad es que no sabemos, no sé", lamenta Ana María, que solo tiene una certeza: "han pasado años hasta que nos han llamado".

"Soy la primera que quiero que la investigación salga adelante, pero creo que este dolor añadido nos lo podían haber evitado", lamenta Ana María

"Yo entiendo que hay cosas que no se pueden decir", continúa, "que pueden perjudicar la investigación y yo soy la primera que quiero que salga adelante, pero creo que este dolor añadido nos lo podían haber evitado". Ana María Canal no da crédito, al impacto de saber que su hermana ya no está se suma el desgarro de la desinformación.

Fotos del álbum familiar de Juana Canal. / Cedidas por la familia a CASO ABIERTO

Juana tenía 38 años, dos hijos de un anterior matrimonio y una nueva ilusión: había encontrado trabajo, se había reinventado, dejado la casa de su madre y se acababa de instalar en el madrileño distrito de Ciudad Lineal. A los meses, desapareció, en Madrid, el 22 de febrero de 2003.

Noticias relacionadas

Cuando su hijo llegó a casa -había pasado la noche fuera- su madre no estaba, solo encontró una nota, de la pareja de la mujer, iba dirigida a él: "Tu madre y yo hemos tenido una fuerte discusión y ha salido corriendo. He salido en su busca, pero no la he encontrado". No volvieron a verla. Tampoco volvieron a saber de él. 

Tras varias hipótesis y dos décadas de búsqueda, las pesquisas arrancan de nuevo. Las desapariciones no prescriben, pero si se enfoca policialmente desde otra hipótesis: muerte violenta o secuestro, que sí tienen riesgo de prescribir, el hallazgo reciente amplía el tiempo para que la policía encuentre respuestas. Se abren nuevas diligencias, a la espera de que el juzgado de Ávila determine si el caso lo retoma Policía Nacional o lo lleva Guardia Civil. Juani ya descansa, pero la investigación sigue abierta, la familia de la mujer se hace la misma promesa: "no pararemos hasta saber qué le ocurrió".