Investigación

Hallan unos restos óseos humanos carbonizados en un paraje de Valencia

Una vecina que paseaba a sus perros, al ver el fuego, ha apagado las llamas y ha alertado a la Guardia Civil

Hallan unos restos óseos humanos carbonizados en un paraje de Valencia

Epi_rc_es

1
Se lee en minutos
Teresa Domínguez
Teresa Domínguez

Periodista

ver +

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Llíria (Valencia) investiga el hallazgo de unos restos óseos, al parecer humanos a la espera de que el servicio de Antropología Forense del Instituto de Medicina Legal lo confirme, encontrados a primera hora de esta mañana en una zona de recreo de Gestalgar junto al río Túria. Una mujer que paseaba a sus dos perros ha encontrado los restos de lo que parece ser un cuerpo humano carbonizado tras acercarse al ver fuego en la zona.

Esta testigo ha logrado apagar las llamas que todavía quedaban y ha avisado inmediatamente al cuartel de la Guardia Civil de Gestalgar. Eran aproximadamente las 8.30 horas. La zona, conocida como Peña María, es bastante frecuentada tanto por vecinos como por el turismo rural, por lo que se sospecha que alguien le prendió fuego de madrugada.

Los agentes de la Guardia Civil desplazados al lugar han acordonado la zona, perimetrado el lugar del hallazgo de los citados restos humanos, y cortado los caminos adyacentes para impedir el paso a curiosos y evitar que se pudiera contaminar el escenario de los hechos.

Noticias relacionadas

La comisión del juzgado de guardia de Llíria ha autorizado el levantamiento del cadáver, o al menos lo que quedaba de él, y en torno a las tres y media del mediodía se ha levantado todo el perímetro, según indican fuentes vecinales.

Por el momento, dado el estado que presentaban los citados restos, tanto por la acción del fuego como por el tiempo transcurrido, se desconoce si pertenecen a un hombre o una mujer. Los huesos han sido trasladados al Instituto de Medicina Legal de València, donde expertos en antropología forense realizarán un minucioso análisis para determinar su procedencia, data aproximada de la muerte y si hay marcas que indiquen que pueda tratarse de una muerte violenta.