El padre de Malén Ortiz, condenado por amenazar a varios policías en Palma

El hombre acepta penas mínimas de prisión y multas y la retirada del carné

El padre de Malén Ortiz, condenado por amenazar a varios policías en Palma
3
Se lee en minutos
Marcos Ollés

El padre de Malén Ortiz, la menor desaparecida en Calvià en diciembre de 2013, fue condenado ayer por amenazar a varios policías que lo interceptaron por conducir ebrio en Palma. Alejandro Ortiz, como él mismo reconoció durante el juicio, espetó a los agentes que les iba a «pegar un tiro», entre otras intimidaciones e insultos. En la prueba de alcoholemia triplicó la tasa máxima permitida. El hombre se declaró autor de un delito de amenazas y otro contra la seguridad vial y aceptó dos meses y medio de prisión y una multa de 540 euros, así como la retirada del carné de conducir durante un año. Ortiz ha sido arrestado varias veces por enfrentarse a policías y en julio pasado fue detenido por supuestamente amenazar de muerte al alcalde de Calvià.

Los hechos por los que el padre de Malén Ortiz fue condenado ayer se remontan al 23 de septiembre de 2019. Hacia las ocho y cuarto de la tarde, la Policía Local de Palma detectó que un coche circulaba de forma errática por la calle General Riera. El conductor aceleraba y frenaba bruscamente de forma reiterada, por lo que los agentes le dieron el alto.

El hombre que iba al volante era Alejandro Ortiz. Los policías, en cuanto entablaron conversación con él, sospecharon que había consumido una importante cantidad de bebidas alcohólicas, por lo que lo sometieron a una prueba.

Mientras estaban haciéndole el test, Ortiz increpó varias veces a los agentes. «Os voy a pegar un tiro. Sois unos hijos de puta. Voy a matar a vuestras hijas. Me da igual ir a la cárcel. Me he quedado con vuestras caras. Soy amigo de ‘El Ico’» [el hijo de ‘La Paca’, la matriarca de Son Banya], les espetó, según admitió el propio acusado ayer durante el juicio.

La prueba de alcoholemia arrojó un resultado de 0,73 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, tres veces más que el máximo permitido. La Policía Local de Palma elaboró un atestado sobre lo ocurrido y un juzgado de instrucción de Palma abrió diligencias.

El hombre ya fue condenado a medio año de cárcel por increpar e intimidar a varios agentes en Calvià en 2018

Por estos hechos, la fiscalía imputó a Alejandro Ortiz un delito contra la seguridad vial y otro de amenazas, por los que reclamó nueve meses de cárcel, una multa de 1.620 euros y la retirada del carné de conducir durante un año y un día.

El padre de Malén Ortiz compareció ayer en un juzgado de lo penal de Palma, donde estaba previsto que se celebrara el juicio. La vista no llegó a celebrarse porque la fiscal y la abogada de Ortiz alcanzaron un acuerdo de conformidad. Así, el hombre se declaró autor de ambos delitos y las penas quedaron rebajadas. Por las amenazas, en las que se apreció la atenuante muy cualificada de embriaguez, fue condenado a dos meses y medio de cárcel, que se sustituyen por 450 euros de multa. Por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas se le impone otra sanción de 540 euros y la pérdida del carné durante un año. La sentencia ya es firme.

Noticias relacionadas

Alejandro Ortiz ya fue condenado a seis meses de prisión por increpar e intimidar a varios agentes de la Policía Local de Calvià en septiembre de 2018. A mediados del pasado mes de julio, el hombre fue arrestado por supuestas amenazas de muerte contra el alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez, durante una llamada de teléfono al consistorio. Esta causa judicial está abierta y Ortiz sostiene que se trata de una «denuncia falsa».

Malén Ortiz tenía 15 años cuando desapareció el 2 de diciembre de 2013. Se apeó del autobús escolar en Magaluf y desde entonces no ha vuelto a saberse de ella.