FUE VISTO POR ÚLTIMA VEZ EN EL 2007

La Guardia Civil apunta a un chatarrero como el autor del homicidio del niño Yeremi Vargas

El hombre se encuentra en prisión por un abuso sexual cometido en el 2012 en el mismo municipio de la víctima

Ithaisa Suárez, madre de Yeremi Vargas, en una imagen de marzo del 2007.

Ithaisa Suárez, madre de Yeremi Vargas, en una imagen de marzo del 2007. / EFE (ARCHIVO)

2
Se lee en minutos

Más de nueve años han pasado desde que el pequeño Yeremi Vargas desapareció en Vecindario, Gran Canaria. Desde entonces, los cuerpos de seguridad han manejado multitud de posibilidades. Este miércoles ha aparecido una nueva. La Guardia Civil ha interrogado, en calidad de investigado, a Antonio Ojeda, un chatarrero de 56 años y vecino de la zona, que ahora cumple condena en el penal de Algeciras (Cádiz) por una agresión sexual a un menor cometida en el 2012.

La pista que ha llevado a este sospechoso es el Renault 5 Oasis de color blanco con una pegatina muy característica que es de su propiedad. La policía contaba con testimonios que hablaban de la presencia de un vehículo así en el solar donde jugaba el niño en el momento de la desaparición y había difundido imágenes por si alguien podía identificar a su dueño. Los mismos testigos habían apuntado que el conductor llevaba un gorra de béisbol, simliar a una con la que sospechoso había aparecido en televisión.

Al mismo tiempo, les llegó también información de que Ojeda se vanagloriaba en la cárcel de conocer datos que no eran públicos sobre la desaparición. En el interrogatorio, sin embargo, se negó a acusar a nadie. No ofreció ni una sola información.

La Guardia Civil le imputa los delitos de detención ilegal y homicidio del niño. El caso es que ‘el Rubio’, como le denominan sus vecinos, ya había sido investigado anteriormente por el juez pero no se encontraron suficientes pruebas para incriminarle. Él llegó incluso a asegurar que había visto a una mujer llevarse al niño, algo que ningún otro testigo corroboró.

El juez ya indagó la posible relación de ese hombre con el secuestro  y homicidio de Yeremi, pero los investigadores no encontraron indicios suficientes para incriminarlo

LA MADRE, "DESTROZADA"

La madre del niño, Ithaisa Suárez, ha declarado que está "destrozada" desde que los agentes le comunicaron hace tres semanas que se investigaba a esa persona. Aún mantiene la esperanza de que el pequeño aparezca vivo y el hecho de que Ojeda sea acusado de homicidio le ha derrumbado. Ella no lo conoce directamente, pero que sí sabe que se dedicaba a mirar a los niños cuando jugaban en el solar. 

El abueloJosé Suárez Castellano, ha indicado también que no lo conocía personalmente, pero sí de vista, y que están hechos "cisco". "No nos lo esperábamos, pero gracias a Dios hay buenos investigadores que han dado todo para buscar al que se lo llevó y ya hay un presunto autor" de la desaparición y posible muerte de su nieto.

SOSPECHOSOS BRITÁNICOS

Noticias relacionadas

La Guardia Civil, que tiene un equipo volcado en esta causa desde el primer día que se perdió de vista al niño, ha seguido a lo largo de estos nueve años diferentes pistas, que incluso le han llevado a investigar a ciudadanos británicos encarcelados en el Reino Unido por delitos sexuales que en aquellas fechas vivían en Gran Canaria. Otras líneas de investigación le han llevado incluso a detener a los autores de otros delitos sexuales cometidos en el sur de Gran Canaria. 

En los días siguientes a la desaparición, más de un millar de personas llegaron a buscar al menor, en el mayor dispositivo desplegado jamás en la isla, extendiéndose por el litoral, donde varios submarinistas se sumaron a la búsqueda. Ni entonces ni durante los nueve años trascurridos se ha encontrado ni un solo rastro que haya podido relacionarse con el cuerpo de Yeremi, ni con la indumentaria que llevaba el último día que lo vieron con vida. 

Temas

Asesinatos