En el Metro de Madrid

El juez decreta prisión para el agresor de un enfermero que le reprochó no llevar mascarilla

  • Se le imputa un delito de lesiones agravada, pero la acusación final dependerá de si la víctima pierde o no el ojo

Detención del presunto agresor a un sanitario en el Metro de Madrid.

Detención del presunto agresor a un sanitario en el Metro de Madrid. / POLICÍA NACIONAL

1
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

El titular del Juzgado de instrucción número 46 de Madrid ha hecho suya la petición fiscal y ha decretado el ingreso en prisión incondicional de Juan Camilo L. C, el joven de 19 años que propinó un puñetazo en el Metro de Madrid a un enfermero que le recriminó que no usara mascarilla. Se le imputa un delito de lesiones agravadas, aunque fuentes fiscales han señalado que la acusación final a la que tenga que enfrentarse dependerá de si la víctima termina perdiendo la visión del ojo en el que recibió el impacto, dada la gravedad con la que se produjo.

El magistrado, que ha tomado declaración al agresor por encontrarse en funciones de guardia de detenidos, tomará declaración al perjudicado y a cinco testigos de los hechos el próximo 8 de septiembre, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

La prisión se sustenta, además en la propia agresión, en el riesgo que existe de que intente huir, para tratar de eludir la acción de la justicia, ya que el agresor tiene nacionalidad colombiana y se encuentra en España en situación irregular. De hecho, en el momento de su detención en el madrileño barrio de Villaverde se dirigía a su domicilio para recoger sus pertenencias y poder abandonarlo.

Noticias relacionadas

Además, al parecer que se había cambiado el color del pelo y se había quitado unos aros que llevaba en las orejas para dificultar su reconocimiento, dada la entidad que había alcanzado el suceso.

La agresión, que se produjo dentro de un vagón en la estación de Alto del Arenal, de la Línea 1 de la metro, fue grabada en vídeo por otro viajero y en él se aprecia como responde con un puñetazo al comentario del enfermero con el que le recriminó que no llevara la mascarilla, pese a ser obligatoria en el transporte público. "Ojalá te mueras, gilipollas", añadió el agresor al salir del vagón.