INVESTIGACIÓN

La navidad del covid dispara el consumo de metanfetamina, la droga de Breaking Bad

  • Policía y Guardia Civil, "expectantes" ante el auge del cristal en España. Su venta se ha multiplicado y su precio dobla al de la cocaína

  • Se mueve en ambientes fiesteros y pijos. Llega desde Holanda por carretera y de forma casi artesanal, aun no hay laboratorios en España

Los protagonistas de ’Breaking Bad’ cocinando metanfetamina.

Los protagonistas de ’Breaking Bad’ cocinando metanfetamina. / AMC

Se lee en minutos

Las primeras navidades con el coronavirus tendrán un aumento del tráfico y consumo de drogas "festivas", que suben el precio ante la mayor demanda. Serán, también, las primeras navidades en las que tomará un papel protagonista la metanfetamina, el cristal, la droga de la serie Breaking Bad y por la que está investigado el bailarín Rafael Amargo.

Policía y Guardia Civil están "expectantes" ante el auge de esa droga de síntesis en toda España. "Los últimos dos años ha crecido mucho el tráfico de metanfetamina. Ha pegado un pelotazo. Hemos cogido más de 2.000 kilos de cristal en 2019 y 2020. Hace cuatro años, coger cien kilos ya era mucho", explica a EL PERIÓDICO un mando antidroga español.

2.000 kilos en los últimos dos años

Los datos le avalan. Los informes europeos de lucha contra la droga reflejan que en España se incautaron 217 kilos de anfetaminas y metanfetaminas en 2017. Al año siguiente, fueron 413 kilos de esas drogas sintéticas. En los dos últimos años, la cifra supera los dos mil kilos. Mucha de esa droga, eso sí, utiliza España como tierra de paso hacia países de Centroeuropa como Holanda y Polonia.

Con la pandemia del coronavirus, la policía nacional detectó un aumento de consumo y "movimiento" de metanfetamina en España, según las fuentes consultadas. Otro veterano agente antidroga explica que en nuestro país no se han detectado aún laboratorios para fabricar la meta. "No tenemos constancia de que la metanfetamina se elabore aquí. El consumo español de metanfetamina es artesanal. Alguien va a Holanda o Chequia y se la trae por carretera para venderla en Madrid, Barcelona y otras grandes ciudades", explica.

Desde la casa de Rafael Amargo

Esa estructura artesanal, la de conseguir pequeñas cantidades para vender, es la que parece coincidir con la trama investigada por la policía del productor de teatro Eduardo de los Santos y el bailarín Rafael Amargo. La policía no ha averiguado quiénes eran sus proveedores, de dónde sacaban la metanfetamina que están acusados de vender en Madrid, desde la misma casa de Amargo.

La meta está de moda en determinados ambientes. "Se está moviendo mucho en ambientes fiesteros, pijos, y es una droga muy dañina. Te destruye muy rápido, es más adictiva que la cocaína", subraya un agente especializado en drogas de síntesis.

Se vende al por menor y su precio ha subido mucho en los últimos tiempos. Ha pasado de unos 80 o 90 euros el gramo a los 130-140 euros el gramo, con una última subida para las fiestas navideñas. "En España, a diferencia de otros países de la Unión Europea, no tenemos oficializado el precio del kilo de la meta, porque no tenemos constancia de que se fabrique aquí", subraya un alto mando policial. De hecho, apunta que muchos consumidores no saben "ni cómo se toma", la mayor parte de las veces, fumándola en pipa.

Barcelona y el estudio de aguas residuales

El Informe Europeo sobre Drogas de 2019 ya recogía que se estaba impulsando la "propagación del consumo de metanfetamina" en otros países de la UE, no solo en el centro de Europa. España incauta ya cuatro veces más metanfetamina que Francia y Alemania. "El consumo de metanfetamina, históricamente limitado a Chequia y Eslovaquia, parece estar presente ahora también en Chipre, el este de Alemania, España y el norte de Europa", indica el Informe Europeo sobre Drogas de 2019.

Al igual que se hizo con la cocaína, varias capitales europeas participan desde 2011 en un estudio que busca residuos de metanfetamina en las aguas de sus alcantarillas. Lo hace el Sewage Analysis Core Group Europe (SCORE). Toman muestras durante una semana y luego se envían al laboratorio buscando residuos de meta.

Desde 2016 a 2018, último año con datos disponibles, Barcelona escala en el ranking, ha alcanzado los 50 miligramos de meta por cada 1.000 habitantes y ya ha superado a Oslo. Por encima de la capital catalana ya solo están, entre las grandes ciudades analizadas, Dresde y Budweis, según el estudio. Por debajo están Berlín, Milán, Amsterdam y Bruselas, entre otras.

Líderes en cocaína

La tradicional droga de las fiestas en España es la cocaína, donde se incautaron 48 toneladas en todo el 2018 (en el resto de la Unión Europea se incautaron solo 25 toneladas). Los organismos policiales europeos ya han detectado un aumento del precio al por mayor para las fiestas de navidad, con o sin covid. Holanda ha informado de una subida significativa y el kilo de coca ha subido ya a 34.000 euros (estaba a unos 32.000 euros hace meses). El precio del gramo en España se mantiene más o menos estable, según los datos policiales, entre 60 y 62 euros.

"En Navidad siempre sube el precio de la coca", subraya un agente antidroga español. "Lo tienen montado así, mueven menos mercancía estos días para que suba el precio. La semana pasada habrán llegado las últimas partidas, que son de cargamentos que ya estaban en marcha. A partir del día 15 de diciembre, aproximadamente, los narcos colombianos suelen coger vacaciones y se retiran a descansar y disfrutar de las fiestas y los réditos de su negocio", añade.

En cuanto al coronavirus y su influencia en el narcotráfico, un investigador de la policía subraya que "pese al covid, en el tema narcos son navidades normales. Hay mercancía almacenada ya enfriando que es más que suficiente para suministrar a todo el mundo".

El hachís y la heroína no varían su precio

Noticias relacionadas

Las subidas navideñas de la cocaína y la metanfetamina no afectan a otras drogas menos festivas. Es el caso del hachís. Un agente que trabaja en la zona de Cádiz explica que "el hachís no descansa tampoco en Navidad, pero no tiene grandes fluctuaciones de precios, como la coca o, ahora, la metanfetamina. El hachís es una droga más social, más arraigada en la vida diaria, menos limitada a días o fiestas concretas".

Tampoco cambia mucho el precio de la heroína durante la Navidad, según fuentes policiales. Llega por carretera, se corta mucho en poblados chabolistas de las grandes ciudades y su precio, y sus clientes, no varían de forma importante. "Para un yonqui, con la ruina que tiene, casi todos los días son iguales", explica un agente antidroga.