30 nov 2020

Ir a contenido

POLICÍA NACIONAL

Cinco detenidos en una operación contra el tráfico de marihuana en Catalunya

Agentes de Policía Nacional registraron un chalet y nueve locales en Barcelona y El Vendrell (Tarragona) utilizados por un clan del Este de Europa

La investigación apunta a que la droga se enviaba a distintos países de Europa, donde su valor se multiplica por seis

Luis Rendueles Vanesa Lozano

Plantación de marihuana decomisada en otra operación policial.

Plantación de marihuana decomisada en otra operación policial.

Cinco personas han sido detenidas en Barcelona y El Vendrell (Tarragona) durante una operación de la Policía Nacional contra la plantación y el tráfico de marihuana en Catalunya, según ha podido saber EL PERIÓDICO. Durante todo el día, agentes de policía han registrado un chalet y nueve locales y naves. La operación, que se inició hace varios meses y continúa abierta, ha permitido descubrir dos plantaciones de marihuana.

La investigación ha desarticulado la sucursal catalana de un clan de Europa del Este que se dedicaba a cultivar marihuana en Catalunya para venderla luego por diferentes países del Norte y Centro de Europa. Un kilo de marihuana se vende a 1.500 euros en Catalunya, pero puede alcanzar los 9.000 euros el kilo en Londres, Berlín o Amsterdam.

Tanta luz como Girona

Un informe de los Mossos d'Esquadra alertaba de que Catalunya se había convertido en el principal productor de marihuana para Europa. Las plantaciones indoor han proliferado por todo el territorio y el consumo eléctrico que necesitan para mantener la temperatura en esos invernaderos de droga equivale al gasto anual de electricidad de una ciudad como Girona (unos cien mil habitantes).

Por su bajo coste, su alta rentabilidad y las escasas penas de cárcel que contempla la ley española, la marihuana ha ido ganando terreno a otras drogas. Diferentes grupos de delincuentes se reparten su cultivo casi por territorios según las zonas de España. Así, la Guardia Civil ya ha descubierto plantaciones de maría en 106 de los 174 municipios de la provincia de Granada. En este caso, son clanes gitanos los responsables de su cultivo.

Clanes chinos

En otras zonas de España, como Madrid, Toledo, Ourense, Zamora, Guadalajara y Jaén, las plantaciones descubiertas por la policía estaban organizadas por clanes chinos que casi siempre venden en el Reino Unido la marihuana cultivada en España. La droga se envía hasta allí usando empresas de mensajería.

En Catalunya, por el contrario, son grupos de ciudadanos serbios, albaneses y de otros países de los Balcanes los responsables de gran parte de los cultivos de marihuana. Generalmente, el destino de la marihuana catalana es Holanda e incluso Polonia.