Ir a contenido

JUGADOR PROFESIONAL DE BALONCESTO

La casa de Girona donde un presunto estafador puede tener escondido su botín de 600.000 euros

Piden registrar la vivienda, en Cervià de Ter, que fue ocupada por el exjugador de la liga ACB Aitor Zárate, a quien varios reclaman su dinero

Tras su marcha, la propietaria encontró allí una máquina de contar billetes, otra de envasar al vacío y más de 20 teléfonos móviles

Vanesa Lozano Luis Rendueles

La casa alquilada por Aitor Zárate en Cervià de Ter (Girona). / JOAN CASTRO / ICONNA

La casa alquilada por Aitor Zárate en Cervià de Ter (Girona).
El exjugador profesional de baloncesto, Aitor Zárate, contra quien pesan varias querellas por estafa.

/

Le acusan de huir con el dinero de decenas de inversores de toda España a los que habría convencido de que le entregaran sus ahorros para unas supuestas operaciones financieras que, al parecer, nunca realizó. Ahora, una nueva pista apunta a que Aitor Zárate, exjugador profesional de la liga ACB de baloncesto, convertido en gurú de las finanzas tras retirarse de las canchas, podría haber escondido su botín en una casa de Cervià de Ter (Girona), antes de marcharse, según ha podido saber en primicia EL PERIÓDICO. 

El exjugador profesional de baloncesto, Aitor Zárate, a quien acusan de estafa. / EFE

La vivienda, de dos plantas y ubicada en una finca de 1.920 metros cuadrados con jardín, fue alquilada por el presunto estafador en 2010 a una mujer de la localidad a quien pagó "de manera adelantada y en efectivo 270.000 euros" en dos plazos para ocupar la casa por un periodo de diez años, según acaban de denunciar tres de los afectados de Zárate, que han presentado una querella contra él reclamándole 586.000 euros. Pero Zárate se marchó del inmueble mucho antes de que se extinguiera el contrato.

De acuerdo con el testimonio de la propietaria, en septiembre de 2016, coincidiendo con la fecha en que algunos de los inversores empezaron a sospechar de su presunta estafa y a reclamar su dinero, Zárate envió un burofax a su casera, pidiéndole la "resolución anticipada del contrato" y reclamando que le devolviera "163.500 euros en metálico de las rentas no consumidas". 

En paradero desconocido

Cuando la dueña del inmueble accedió a su casa, encontró "una máquina de contar billetes, otra de envasar al vacío y una caja con más de veinte teléfonos móviles nuevos y todos del mismo modelo", según han denunciado los tres afectados del exjugador de baloncesto, representados por José Antonio Tuero, de Chávarri Abogados, en el juzgado de instrucción 2 de Vitoria este jueves. El hallazgo sorprendió a la mujer, pero no le dio mayor importancia hasta que Zárate, en paradero desconocido y con un procedimiento judicial ya abierto en Gandía, al enterarse de que ella se había instalado allí, inició trámites judiciales para intentar "recuperar la posesión de la casa".

Zárate debe recuperar la casa este viernes. Los estafados piden al juez que lo impida ante la sospecha de que tiene el dinero "enterrado" allí

El juzgado de primera instancia número 2 de Girona le ha dado la razón y Zárate debe ocupar la vivienda este viernes, 8 de marzo. Pero el lanzamiento podría ser paralizado por el juez. Los denunciantes, coordinados por Alberto Mondragón, con experiencia en detección de timos y estafas, han pedido al juzgado número 2 de Vitoria que ordene el registro de la finca ante la sospecha de que el exjugador del Baskonia pueda tener el dinero presuntamente estafado (o parte de él) "enterrado o emparedado" en la casa: "No se escapará a la perspicacia del instructor que la máquina de contar billetes y de envasar al vacío no tienen otra finalidad que almacenar para su posterior ocultación todo el dinero en efectivo estafado y que es objeto del delito, ocultación que sospechamos fundadamente se ha llevado a cabo en el inmueble sito en Cervià de Ter", señala el escrito.

Los denunciantes, que han creado una plataforma a la que ya se han adherido 30 afectados que podrían unirse a la querella contra el presunto estafador, trasladan al juez su sorpresa al saber que "el querellado, Zárate, quiera ahora, pese a estar en paradero desconocido, recuperar a toda costa la posesión del inmueble, ejercitando acciones penales y civiles, después de haber abandonado motu propio la casa", un interés que, a su juicio, responde a que podría tener algo de valor que recuperar dentro de la propiedad, ya que, si no, "¿A qué obedece tanto interés en recuperar la posesión de una casa cuando se está huido de la justicia?", concluye el escrito presentado al juez.