07 ago 2020

Ir a contenido

EN SEVILLA

Un hombre con denuncias de otras 5 víctimas asesina a puñaladas a su expareja

El agresor, ya detenido, tiene estaba acusado de maltrato y abusos sexuales por otras mujeres

Fue el hijo menor de la fallecida quien alertó a los servicios de emergencias tras oír los gritos de su madre en la escalera

Julia Camacho

Un coche patrulla de la Policía Nacional.

Un coche patrulla de la Policía Nacional. / FERRAN NADEU

La Policía Nacional detuvo ayer en Sevilla al presunto asesino de una mujer de 36 años, y origen marroquí, cuyo cuerpo fue localizado ya sin vida en el rellano de su casa a primera hora de la mañana. La víctima había denunciado su situación y los malos tratos vividos en esta relación, pero no existía orden de alejamiento de su ex pareja, sobre quien pesaban numerosos antecedentes por violencia de genero y abusos sexuales respecto a otras mujeres.

Fuentes policiales explicaron que el hombre detenido, Enrique R.B,. de 51 años, había sido pareja recientemente de la fallecida y vivía en el mismo bloque de la barriada de Los Pajaritos, una de las zonas más humildes de la ciudad, pero en una planta superior. Aprovechó para asaltar a la mujer cuando ésta volvía sobre las 8,30 horas de la mañana de dejar a su hija en el colegio, y fue otro de sus hijos, también menor de edad, quien avisó a los servicios de emergencias de lo que estaba ocurriendo tras oír los gritos de auxilio de su madre. El cuerpo, que ha sido trasladado al Instituto de Medicina Forense para practicarle la autopsia, presentaba diversas heridas de arma blanca.

Sin medidas cautelares

Los agentes estuvieron toda la mañana registrando el piso del agresor en busca de posibles pistas sobre la autoría del crimen, aunque la vivienda estaba vacía y el hombre fue detenido en otro lugar. Según confirma la Policía Nacional, la mujer había denunciado a su agresor por malos tratos, pero no se le habían impuesto medidas cautelares aunque el hombre había sido detenido con anterioridad por varios delitos, entre ellos uno de abuso sexual. Asimismo, sobre él pesaban cuatro denuncias por abusos sexuales de otras cuatro mujeres y tenía en vigor una orden de alejamiento de otra víctima en Córdoba.

Los datos facilitados por la investigación ponen el acento en la dura vida que sufrió la víctima, que también denunció a una pareja anterior, con la que tuvo dos hijos, por malos tratos. En esta ocasión si se le impusieron medidas de protección, y además de estar vigilada por la Policía Local de Sevilla sobre el hombre pesaba una orden de alejamiento, aunque se encuentra en prisión desde 2016.

Tras el asesinato, la Junta de Andalucía ha puesto en marcha el protocolo de víctimas de la violencia de género para atender a los dos hijos de la mujer asesinada, de nueve y 13 años. Ambos están siendo ya están asistidos por la Administración autonómica mientras se contacta con su familia más próxima. Con este crimen, son ya 42 las víctimas mortales de la violencia machista en lo que va de año, elevándose a 967 el número de mujeres asesinadas por sus parejas sentimentales desde 2003, cuando comenzaron a anotarse estos registros. Asimismo, ya son 31 los menores de 18 años que han quedado huérfanos hasta la fecha como consecuencia de la violencia machista.