Ir a contenido

Delirio erotomaníaco

El juez deniega la libertad a la agresora de la familia de Paco González

Lorena Gallego pidió perdón en una audiencia el mes pasado y prometió no reincidir

Seguirá al menos durante un año más en el psiquiátrico penitenciario de Fontcalent (Alicante)

Luis Rendueles Vanesa Lozano

Paco González con Lorena Gallego, interna ahora en un psiquiátrico penitenciario.

Paco González con Lorena Gallego, interna ahora en un psiquiátrico penitenciario. / EL PERIÓDICO

El juez Celso Rodríguez ha decidido "prorrogar la situación de internamiento" de Lorena Gallego, la agresora de la familia del periodista deportivo Paco González. Gallego, que fue condenada a pasar un máximo de 20 años de internamiento en un centro psiquiátrico penitenciario, había pedido en julio su libertad en una audiencia con el juez de vigilancia penitenciaria y en una carta que envió al magistrado que presidió el tribunal que la condenó por el ataque a la mujer y la hija mayor del periodista. Ahora, el magistrado, basándose en los informes médicos, rechaza sus pretensiones, y prorroga al menos durante un año más su internamiento en Fontcalent (Alicante), según ha podido saber EL PERIÓDICO.

El 5 de febrero del 2014, Lorena Gallego, una higienista dental de Valladolid, acudió con su novio, Iván Trepiana, a la entrada del colegio de Boadilla del Monte (Madrid), donde la mujer de Paco González acababa de dejar a su hijo pequeño. La pareja iba armada con cuchillos y asaltó el coche. El hombre se colocó en el asiento del copiloto y acuchilló a la esposa del periodista, a la que anunció: "Te tengo que matar". Mientras, desde la parte de atrás, Lorena Gallego apuñalaba a la mujer y también a la hija mayor de González, que salió en defensa de su madre. La esposa recibió cinco cuchilladas y la hija, dos.

Grilletes y cuchillos

Ambas lucharon contra sus agresores y salvaron así la vida, porque los atacantes tenían en un coche aparcado junto al cementerio de Boadilla unas mochilas con grilletes, más cuchillos y un saco que podía servir, según la Guardia Civil, para trasladar un cadáver.  En mayo del 2016, la Audiencia Provincial de Madrid condenó a Trepiana a 22 años de cárcel y a Lorena Gallego a 20 años de internamiento. El Tribunal Supremo confirmó la condena en enero del 2017.

La mujer evitó la prisión porque padecía, según la sentencia, un "delirio erotomaníaco", una "auténtica y exagerada obsesión" por unirse al periodista deportivo, del que comenzó siendo una simple seguidora. La joven vivía en una "realidad paralela", según dictaminó el tribunal. Creía que el periodista estaba también enamorado de ella y pensaba que eliminando a su esposa se acabarían los obstáculos entre ambos.

Arrepentida

El pasado mes de julio, la mujer condenada por intento de asesinato, compareció ante el juez de vigilancia penitenciaria. Explicó su arrepentimiento y manifestó que deseaba abandonar el centro de internamiento y recuperar la libertad. Se comprometió a no reincidir. En el mismo sentido, había enviado una breve carta manuscrita al juez de Madrid que presidió el tribunal que la condenó y que debía decidir sobre su futuro.

Pero, según ha podido saber EL PERIÓDICO, los informes médicos realizados por el equipo que la atiende en el psiquiátrico de Fontcalent desaconsejaban su puesta en libertad. De hecho, afirmaban que, a pesar de que Gallego había hecho progresos y recibía medicación diaria, la agresora no reúne aún las condiciones para abandonar con garantías el régimen de internamiento y volver a ser libre. De hecho, la mujer no ha disfrutado de ningún permiso temporal de salida hasta ahora.

Cinco sicarios

Contra Gallego pesaban también dos sucesos más. Uno, anterior al ataque a las dos familiares de Paco González, cuando pagó 10.000 euros a varios sicarios (dos ciudadanos búlgaros y un ruso) para que lo hicieran en su lugar. Entonces la engañaron y se quedaron con el dinero. Más tarde, ya detenida y mientras estuvo en la cárcel esperando el juicio, la mujer escribió sucesivamente a otros dos delincuentes conocidos de compañeras suyas en la prisión y les ofreció hasta 6.000 euros porque mataran a la esposa del periodista.

La sentencia de la Audiencia de Madrid ya recogía "la naturaleza duradera de su enfermedad mental" y "el riesgo vital que siguen corriendo las víctimas, ya que no se trata de una patología episódica, sino permanente, constante, encapsulada, que no desaparece". La resolución judicial reconoce la posibilidad de que "con tratamiento adecuado y medicación, pueda estabilizarse, aunque sin confiar en alcanzar la curación", lo que implica un alto riesgo de peligrosidad.

"El hombre de mi vida"

Ante el tribunal, Gallego aseguró sentirse "muy culpable". "Era el hombre de mi vida y me enamoré excesivamente de él", afirmó en su declaración, en referencia al periodista deportiva. También se dirigió a la familia de Paco González: "Quiero pedir disculpas a las víctimas y a todo aquel que haya sido herido, me siento muy culpable, estoy muy, muy arrepentida, no paro de arrepentirme cada día de mi vida".  

La decisión del juez Rodríguez implica que Lorena Gallego pasará al menos un año más en el psiquiátrico. Dentro de 12 meses, el juez estudiará los informes médicos sobre la evolución de la mujer y decidirá si prorroga, de nuevo, su estancia allí. Puede hacerlo hasta un máximo de 20 años, según la sentencia.

0 Comentarios
cargando