Ir a contenido

Matan a un hombre a tiros en la comunión de su hijo en Marbella

Se trata de la segunda muerte violenta en la zona en menos de una semana

Un vehículo de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.

Un vehículo de la Policía Nacional, en una imagen de archivo. / FERRAN NADEU

La Policía Nacional de Málaga investiga la muerte de un hombre de 36 años que ha sido tiroteado a la salida de una iglesia en Marbella, justo cuando la familia celebraba la primera comunión de su hijo. Según las primeras pesquisas, otra persona a bordo de una moto y oculto por el casco se ha acercado cuando la víctima se aproximaba a su coche y le ha disparado varias veces. El herido fue trasladado inmediatamente hasta el hospital comarcal Costa de Sol donde falleció poco después.

Fuentes de la investigación han confirmado que el suceso se produjo esta mañana en torno a las 14 horas. En la parroquia Virgen del Rocío, en las inmediaciones de la barriada de Guadalmina, se celebraban varias comuniones y la iglesia estaba repleta. Al parecer, el hombre, un conocido empresario de la zona de nacionalidad española, se acercó junto a su familia y amigos hacia su vehículo, situado apenas a unos cien metros. Nada más entrar en el coche, un vehículo de alta gama, y según los testigos, una pequeña motocicleta se ha situado a su altura y el conductor ha realizado varios disparos, alcanzándole en el tórax y la cabeza, dándose posteriormente a la fuga.

Los disparos se escucharon en el interior del templo. Los asistentes, alarmados, salieron al exterior y descubrieron que la víctima permanecía herida dentro del vehículo. Hasta allí se desplazaron efectivos sanitarios y de emergencias, que le trasladaron aún con vida hasta el hospital, donde acabaría falleciendo a causa de la gravedad de sus heridas.

El agresor huyó inmediatamente del lugar en la motocicleta, y pese al dispositivo policial habilitado para tratar de identificarle, aún no se ha producido ninguna detención. Fuentes del caso explican que se mantienen abiertas todas las hipótesis, aunque los diarios locales apuntan ya a un posible ajuste de cuentas por temas vinculados al narcotráfico como móvil del suceso, recordando que en los últimos meses varios negocios de este empresario fueron quemados intencionadamente. La víctima era conocida por regentar un gimnasio especializado en artes marciales y un restaurante en la Costa del Sol.

Golpeados y arrojados a una cuenta

Se trata del segundo incidente violento registrado en Marbella en apenas una semana. El pasado lunes era localizado en una cuneta de la A-7 próxima al hospital comarcal el cadáver de un hombre de unos 52 años y procedente de Europa del Este. Los conductores que pasaban por la zona llamaron de inmediato a la Policía tras percatarse de que una mujer ensangrentada, de origen sudamericano y pareja de la víctima, pedía auxilio desde el borde de la carretera. Según ha trascendido, el cadáver presentaba traumatismos por todo el cuerpo y tenía las piernas vendadas. La mujer, que fue dada de alta al día siguiente, ha podido contar que ambos fueron secuestrados durante el fin de semana, y que tras ser golpeados, los captores mataron a su compañero y tras abandonarlos en la cuneta se dieron a la fuga.