Ir a contenido

El trágico precedente de El Tarajal

La Audiencia ordenó reabrir la causa por la muerte de 15 inmigrantes al entender que no hubo suficiente celo en la investigación

Julia Camacho / Sevilla

El 6 de octubre de 2014, un grupo de agentes de la Guardia Civil repelió con bolas de goma y botes de humo a unos 200 inmigrantes que, pertrechados con bidones de agua a modo de salvavidas, intentaban alcanzar a nado Ceuta a través del espigón de la playa de El Tarajal. Ninguno alcanzó suelo español, y los cuerpos de 15 de ellos acabaron flotando entre aguas españolas y las marroquíes.

Fue el ejemplo más nítido de las devoluciones en caliente, las mismas que también denunciaban los inmigrantes en la valla o las oenegés, que reprocharon que este pasado 31 de agosto siete mujeres inmigrantes murieron al volcar su balsa tras ser bloqueada por la Guardia Civil de Melilla para facilitar que Marruecos la interceptara. El juzgado de Ceuta acabó archivando en octubre de 2015 el caso Tarajal por homicidio imprudente contra 16 agentes al no hallar pruebas suficientes de que su actuación fuera causante o un factor que influyera en la muerte de los inmigrantes. Y avaló la versión de que “las circunstancias legitimaron el uso de material antidisturbios” ante la necesidad de proteger la frontera dada por los responsables de Interior. En enero de 2017, sin embargo, la Audiencia de Cádiz ordenó reabrir el caso dado que no se investigó con “el grado de suficiencia y eficacia que sería exigible”. El juez sigue ahora esperando la comisión rogatoria solicitada a Marruecos para poder conocer las autopsias a los cadáveres recogidos en ese país.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.